Ciudadanos haciendo la declaración de la renta en una oficina de la Agencia Tributaria. / eduardo parra / ep

Cuenta atrás para una nueva campaña de la renta marcada por la inflación

Cada contribuyente pagará de media 100 euros más al no ajustarse el IPC al IRPF

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Llegó el momento de rendir cuentas con Hacienda. Este martes 6 de abril comienza la nueva campaña de la declaración de la renta 2021, marcada por importantes novedades para las rentas más elevadas y por el impacto de no ajustar el pago del IRPF a la subida de la inflación, que el pasado año cerró en el 6,5%, máximos de 30 años.

Calendario del

contribuyente

ABRIL

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

6 de abril Comienza el plazo para presentar la declaración por Internet

MAYO

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

3 de mayo Se puede solicitar cita previa para realizar la declaración

por teléfono.

5 de mayo Se abre el plazo para

realizar la declaración por teléfono.

26 de mayo Se puede solicitar cita previa para la declaración de forma presencial.

JUNIO

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1 de junio Las oficinas tributarias empiezan a atender a los ciudadanos.

27 de junio Fecha límite para presentar declaraciones si el resultado es a ingresar con domiciliación.

29 de junio Último día para pedir cita previa para hacer la declaración por teléfono o en oficina.

30 de junio Último día para presentar la declaración.

Fuente: Agencia Tributaria.

r.c.

Calendario del contribuyente

ABRIL

1

2

3

6 de abril Comienza el plazo para

presentar la declaración por Internet

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

MAYO

1

3 de mayo Se puede solicitar cita previa para realizar la declaración por teléfono.

5 de mayo Se abre el plazo para

realizar la declaración por teléfono.

26 de mayo Se puede solicitar cita previa para la declaración de forma presencial.

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

JUNIO

1

2

3

4

5

1 de junio Las oficinas tributarias empiezan a atender a los ciudadanos.

27 de junio Fecha límite para presentar declaraciones si el resultado es a ingresar con domiciliación.

29 de junio Último día para pedir cita previa para hacer la declaración por

teléfono o en oficina.

30 de junio Último día para presentar la declaración.

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

Fuente: Agencia Tributaria.

r.c.

El aumento del coste de vida implicará un alza encubierta en el pago de impuestos en la renta, lo que a su vez contribuirá a a engordar la capacidad recaudatoria de la Agencia Tributaria. Según cálculos de la plataforma TaxDown, cada contribuyente pagará de media unos 100 euros más en su declaración.

Además de ese 'efecto inflación', Hacienda también se beneficiará del cobro del nuevo tramo, el sexto, puesto en marcha el pasado año sobre el IRPF, que afectará con un tipo impositivo del 47% a aquellos contribuyentes con más de 300.000 euros. Este nuevo gravamen afectaría a unos 36.200 ciudadanos, un 0,17% del total. A esta fiscalidad, que es más dura para los que más ganan respecto a 2020, se suma que el tipo impositivo a las plusvalías superiores a los 200.000 euros se elevó el pasado año del 23% al 26%.

Además, habrá menos deducciones para los planes de pensiones que afectarán sobre todo a las rentas más altas que invierten más en este tipo de productos de ahorro para la jubilación. En concreto, el Gobierno rebajó el pasado año de 8.000 euros a un máximo de 2.000 euros el máximo que un contribuyente podría rebajarse de la base imponible. Cifra que este 2022 ha vuelto a bajar a los 1.500 euros anuales.

Criptomonedas

Sin embargo, la gran novedad para la declaración de la renta de este año es la nueva casilla específica para la declaración de criptomonedas. Bajo el número 1626 los inversores tendrán que declarar su posición en este tipo de activos dentro del apartado de 'otras ganancias y pérdidas que derivan de la transmisión de elementos patrimoniales'.

«En esta nueva casilla hay que incluir los movimientos con criptomonedas (ventas, intercambios, permutas…), mientras que si se han obtenido intereses o rendimientos derivados de las criptomonedas, hay que incluirlos en el apartado de Ganancias y Pérdidas que no derivan de la transmisión de elementos patrimoniales, no en esta nueva casilla», indican los expertos de TaxScout.

Si las criptomonedas no han generado rendimientos o no se ha realizado ningún movimiento, no hay que incluirlas en la renta, ya que no se han producido ganancias ni pérdidas, que es lo que hay que recoger en la declaración de la renta. Pero si no lo hacen, de acuerdo con el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero del año 2021, la sanción por la deuda tributaria puede alcanzar hasta el 150%.

Los contribuyentes tampoco deben olvidar que la pandemia seguirá muy presente cuando rindan cuentas del pasado año con Hacienda. Hay que recordar que 755.613 contribuyentes comenzaron enero del pasado año con un ERTE con lo que todos los que salieron de esta situación se encontrarán con que habrán tenido dos pagadores en el ejercicio fiscal. Es decir, tendrán que presentar el IRPF si superan los 14.000 euros en sus ingresos anuales. Lo mismo ocurre con los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital (IMV), a pesar de que esta prestación está exenta en un máximo de 11.279,39 euros. 

Deducciones

Para compensar el pago de impuestos, los contribuyentes también podrán aplicarse nuevas deducciones en su declaración de la renta. En concreto, el pasado año se aprobó con efectos desde el 6 de octubre de 2021, una serie de rebajas por obras de mejora de la eficiencia energética en viviendas, que pueden alcanzar un máximo de 15.000 euros si se reduce con ellas un 30% el consumo de energía primaria no renovable.

Del mismo modo, los afectados por catástrofes naturales el pasado año, como el volcán de La Palma, no tendrán que tributar por las ayudas recibidas para reparar destrozos. Las ayudas personales también están exentas.

A la espera de las previsiones oficiales que este martes presentará la Agencia Tributaria, se estima que tras todas estas modificaciones, la Agencia Tributaria recaudará entre 5.500 y 6.300 millones de euros más este año que el anterior.