La construcción alerta del retraso en convocatorias para rehabilitar viviendas con fondos europeos

Andimac, la patronal del sector de materiales de construcción, pide prorrogar los plazos de las ayudas fiscales para obras de rehabilitación energética

C. A. Madrid

Es uno de los pilares del Plan de Recuperación que da acceso a los fondos europeos. La rehabilitación de viviendas para ganar en eficiencia se ha convertido en uno de los grandes objetivos de la transición energética que guía la hoja de ruta del Gobierno de cara a los próximos años. Pero pese a que estas ayudas se aprobaron hace meses, en octubre de 2021, el retraso en la ejecución de las inversiones amenaza con poner en serios apuros al sector.

Con este telón de fondo, la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha solicitado prorrogar más allá del 31 de diciembre las ayudas en el IRPF para incentivar este tipo de obras, en plena lucha del Gobierno con un nuevo paquete de medidas para limitar el impacto de los costes de la energía en los hogares españoles.

La patronal lamenta que las deducciones fiscales por obras de rehabilitación finalicen este año, cuando aún no se han puesto en marcha estos programas de ayuda del Plan de Recuperación dotados con 5.520 millones de euros. Y alerta de que los fondos europeos no serán efectivos para impulsar este tipo de obras, al menos en este ejercicio.

En este sentido, desde Andimac considera que, como mínimo, los plazos de validez para la deducción fiscal tendrían que coincidir con los plazos para el cierre de operaciones para la ejecución de los trabajos de rehabilitación energética. Recuerdan que, en la práctica, la fase de venta de los proyectos de rehabilitación finaliza en diciembre de 2023, aunque la ejecución de los mismos se pueda prolongar hasta 2026.

Por eso, proponen la ampliación de los plazos para cerrar operaciones de rehabilitación energética al menos hasta diciembre de 2024. «Actualmente finalizan en diciembre de 2023 y, en la práctica, solo siete comunidades han sacado ya sus convocatorias, por lo que muchas aún no están preparadas para poner en marcha las ayudas», indican desde la patronal.

Es decir, la deducción fiscal aprobada en octubre de 2021 -financiada con los fondos europeos- para dar cobertura y agilizar la toma de decisión para ejecutar las obras, finalizará cuando apenas hayan entrado en vigor los planes a nivel de las comunidades autónomas.

Para salvar esta contradicción, desde Andimac se pide que los plazos para aplicar la deducción corran en paralelo a los plazos de comercialización de los proyectos, por lo menos hasta diciembre de 2024.