José Juan Ramos, en el centro, entre el presidente del puerto de Las Palmas (dcha.) y el de Tenerife. / TINO ARMAS

Fedeport reclama a los Puertos reordenar suelo y definir usos para la eólica marina

Ramos afirma que el sector privado está listo para afrontar el reto pero hacen falta definir los usos portuarios y obras civiles para que sea posible

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El puerto de Las Palmas se enfrenta a un nuevo reto futuro con la oportunidad que abre a las empresas del sector la energía eólica marina. El sector privado, según indicó ayer el presidente de la Federación de Empresas Portuarias (Fedeport), José Juan Ramos en el discurso del tradicional almuerzo de Navidad de la organización, «está totalmente preparado» para atender los requerimientos de esta nueva actividad pero, como apuntó, sólo no podrá hacerlo. Es necesaria la implicación de las administraciones y en concreto de las dos Autoridades Portuarias de Canarias -la de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, ambas presentes ayer en el almuerzo- para conseguirlo.

En este sentido, Ramos destacó la necesidad de «reordenar el suelo» de los puertos para definir «de forma clara» un nuevo y específico uso para esta actividad. Además abogó por realizar las obras civiles necesarias «con la antelación suficiente» para que estén listas cuando se pongan en marcha los parques eólicos marinos. «Nuestros puertos necesitarán ampliar línea de atraque, la superficie subyacente y su capacidad portante», indicó Ramos ante un nutrido grupo de empresarios y el presidente del puerto de Las Palmas, Luis Ibarra, y el de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González. Es la primera vez que Fedeport, que ha ganado asociados en el último año en el puerto de Tenerife, reúne en su almuerzo navideño a los dos dirigentes portuarios de Canarias.

Además, había presencia de empresas portuarias de la provincia occidental y destacados representantes empresariales de La Luz como Jaime Cabrera (Asocelpa), Francisco Naranjo (Gesport), Ana Suárez (Astican), Javier Climent (Boluda), Sergio Socas (Sepcan) y Carlos Núñez (Hamilton), Bernardino Santana (Boluda y Suárez General Cargo), así como el presidente de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, José Sánchez Tinoco, empresas vinculadas como Antonio Ortíz (Securitas Seguridad) y el líder de los estibadores (Maxi Díaz).

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, cogió el guante lanzado por Ramos y aseguró que la eólica contará con la infraestructura y el espacio necesario, si bien advirtió de que la inversión es «costosa». También abogó por que los dos puertos trabajen unidos, algo en lo que ahondó el presidente de Tenerife. «No es bueno que uno sobresalga más que el otro. Hay una tarta a repartir y podemos asistir todos», manifestó.

Ramos destacó la representatividad de Fedeport como organización «multisectorial» en el puerto. «La unidad empresarial es fortaleza», agregó.