Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 24 de junio
La CCE de Las Palmas celebró ayer su III Foro enfocado en la formación y la educación. Juan Carlos Alonso
La falta de oferta y no la renta impide el acceso de los canarios a una casa, según la patronal

La falta de oferta y no la renta impide el acceso de los canarios a una casa, según la patronal

La CEOE asegura que la renta sobre salarios ha crecido desde 2007 por encima del precio de la vivienda, con lo que el 'pero' para comprar es la carencia de casas

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 24 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

De las 24.483 viviendas que se terminaron en 2007 en Canarias se ha pasado a una media anual de unas 2.500-3.000, según los datos que maneja la Asociación de Empresarios de la Construcción y Promotores de Las Palmas (AECP). La caída es de cerca de un 90%. En 2023, último año del que se tienen datos, hasta el tercer trimestre las casas acabadas ascienden a 1.593, una cifra realmente mínima que no cubre la demanda actual.

Si atendemos a su tipología, como indica la presidenta de la AECP, María de la Salud Gil, en 2023 no se construyó una sola vivienda pública y de las construidas en los últimos 15 años, eran libres casi el 96% y solo un 4% fueron protegidas (4.686).

De igual manera, las viviendas vendidas descendieron un 23% en el caso de las libres y un 56% las públicas, según un informe elabordo por Corporación5 para la CEOE de Tenerife. Sin embargo, según este informe, la renta disponible sobre el salario medio de los canarios se mantuvo casi invariable, siendo del 48% en 2008 y de un 45% en 2023. Los salarios, según Corporación 5 han subido un 22% (de 18.467 a 22.466 euros) y la renta un 38% (de 8.902 a 12.277 euros).

Estos datos llevan a la patronal a asegurar que si hoy los isleños no pueden acceder a una vivienda no se debe a su renta sino a la «ausencia de promoción de iniciativa pública» y a la inseguridad jurídica y financiera que genera en las familias la nueva Ley de Vivienda estatal, que tachan de «inoportuna e inadecuada».

Desde la CEOE de Tenerife se achacan también los 'peros' a la burocracia «endémica» de la administración pública y los retrasos a la hora de conceder licencias así como las exigencias de acceso al crédito y su coste. «Todo está esá impidiendo mejorar y ampliar el mercado inmobiliario en las islas, tanto para su compraventa como para su arrendamiento», se indica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios