La excepción ibérica enfila un alza de la luz del 24% en sus tres primeros días

El coste de generación supera los 266 euros/MW para este viernes, en otra jornada con récord del precio del gas y los ciclos combinados a pleno rendimiento

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

No está siendo el mejor estreno, ni mucho menos el esperado por el Gobierno, en lo relativo a la excepcionalidad ibérica que pretende amortiguar la subida de la luz. Por tercera jornada consecutiva, el coste de generación eléctrica se ha incrementado hasta superar los 266 euros/MWh para este viernes, lo que supone un alza del 24% desde que comenzó a aplicarse este mecanismo el pasado martes.

El tercer incremento consecutivo se explica tanto por la subida de la subasta eléctrica como por el precio de compensación que hay que abonar las compañías eléctricas que producen luz con sus centrales de ciclos combinados de gas, tal y como marca la medida de España y Portugal autorizada por la UE. En concreto, el 'pool' marcará este viernes 177 euros/MWh, frente a los 170 euros del jueves; al mismo tiempo, hay que añadir el ajuste del gas, que se sitúa en los 88,50 euros/MWh, también unos céntimos por encima de la jornada de hoy.

En total, 266 euros/MW, que se acumulan a los 259 euros que fijó el mercado para este jueves, y los 224 euros del miércoles, el primer día de la excepción ibérica. Todo ello, frente a los 214 euros/MWh que marcó el martes, último día con el sistema anterior vigente. Desde el Gobierno recuerdan que sin el tope al gas, las subidas habrían sido aún mayores, de hasta 275 euros/MWh frente a los 259 euros/MWh de hoy, por ejemplo.

El inicio del mecanismo ha coincidido con uno de los contextos más desfavorables en el entorno energético: una demanda de luz máxima debido a la ola de calor y a la necesidad de utilizar aires acondicionados y otros aparatos de refrigeración; un precio del gas que ha vuelto a subir en el mercado internacional por los cortes de suministro de Rusia o el incendio en una de las grandes plantas de gas de EE UU, de donde procede esta materia prima que importa España; y, sobre todo, un uso intensivo de los ciclos combinados de gas: para este jueves, un 42% de la luz que se consume procede de estas centrales, protagonistas en el 'mix' de generación como nunca se había visto, según los datos de Red Eléctrica. La media de aportación de los ciclos es del 17% en lo que va de año, un porcentaje que se ha incrementado sustancialmente por la falta de eólicas (sin viento) o la parada técnica de la nuclear de Trillo, entre otras circunstancias.

La demanda de gas natural para generación de electricidad alcanzó este miércoles los 764 gigavatios hora (GWh), superando el récord de 754 GWh alcanzados el 20 de junio de 2008, según los datos proporcionados por Enagás.

En este contexto, Fedea ha analizado los primeros pasos de la excepción ibérica y su impacto en el precio de la luz. «El efecto inmediato de la medida es positivo pero modesto, generando una caída del precio efectivo para los compradores en el mercado spot de un 5,6%». Es decir, según sus estimaciones, el coste eléctrico sería hasta un 5,6% aún más caro que los registros apuntados estos últimos días.

El Gobierno limitaba en sus cálculos a un 15,3% la rebaja en el recibo al consumidor de electricidad medio acogido a la tarifa regulada PVPC durante los 12 meses de aplicación del tope aprobado a la generación de electricidad a partir de gas natural, según consta en la memoria de impacto que acompaña el decreto ley y a la que ha tenido acceso Europa Press.Para el consumidor industrial, totalmente expuesto al precio 'spot', el Gobierno estimaba una rebaja de entre el 18% y el 20%, oscilando el primer mes del mecanismo entre el 15% y el 17%, y entre el 13% y el 15% en el último.