«Todas las esperanzas están puestas en el turismo interior»

Este análisis valora que aunque Canarias no renuncia al turismo internacional,

José Miguel Pérez
JOSÉ MIGUEL PÉREZ LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. «

Todas las esperanzas están puestas en el turismo interno canario y algo del peninsular e internacional». Este mercado local «se configura como el de mayor potencial este verano, al tiempo que el destino asume que podría servir para testear todos los nuevos protocolos y preparar al destino para el despegue definitivo en la temporada de invierno transmitiendo un mensaje de seguridad y disfrute», destaca un informe de perspectivas turísticas del Gobierno de Canarias.

Este análisis valora que aunque Canarias no renuncia al turismo internacional, «no necesita correr tanto como otros destinos que sólo tienen una única temporada, que es el verano». Canarias «prefiere ir con cuidado» porque «la pandemia sigue ahí», y «cualquier paso en falso podría dar al traste con lo conseguido en las islas: tener una de las más bajas tasas de covid».

La recuperación del turismo en Canarias «estará condicionada en cualquier caso por la recuperación de la conectividad aérea mundial, de la que depende para garantizar la afluencia de turistas». IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) estima que la recuperación del transporte aéreo mundial se retrasará como mínimo hasta 2023.

Pese a toda esta situación generalizada como consecuencia de la pandemia, el Gobierno canario recuerda que el archipiélago cuenta con importantes atributos para agilizar la recuperación de la actividad turística: destaca que la condición de Archipiélago ofrece mayor capacidad de control de epidemias por sus limitadas vías de acceso (puertos y aeropuertos).

También que es «el único destino de media distancia con capacidad de apertura en la próxima temporada de invierno para el mercado europeo». Y juega a favor del destino «la experiencia profesional y capacidad de respuesta empresarial como uno de los principales destinos turísticos del mundo». Cuenta además con una «buena imagen en la gestión de los primeros casos detectados en España por lo que «debe potenciarse como destino seguro».