Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 19 de junio
«Queremos recuperar el reconocimiento internacional de este hotel emblemático»

«Queremos recuperar el reconocimiento internacional de este hotel emblemático»

El director del Santa Catalina, a Royal Hideaway, Koldo Salazar, afronta con ilusión estar al frente de un emblema histórico para la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Salazar, que cuenta con una amplia experiencia a su espalda, asegura que este reto conlleva una gran responsabilidad, a la que se responde con gran entusiasmo. En estas líneas desgrana la nueva historia del Santa Catalina

A.L. / Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 2 de marzo 2020, 13:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

— Tras acometer una reforma nada sencilla, el Hotel Santa Catalina ya se ha embarcado en una nueva etapa, bajo la marca A Royal Hideaway con la condición de ser cinco estrellas gran lujo. ¿Qué balance hace de estos primeros tres meses y medio funcionando a pleno rendimiento?

— Un balance muy positivo sobre todo por la respuesta de los visitantes, tanto de los locales que ya conocían Santa Catalina, y que han recibido de modo entusiasta la restauración del hotel; y también muy favorablemente respecto a los huéspedes nacionales e internacionales que han disfrutado de los servicios que ofrecemos, no solamente por el valor histórico, arquitectónico y artístico que tiene, sino también por la respuesta que hemos tenido a los nuevos servicios implementados.

— ¿A qué servicios se refiere?

— Principalmente a la propuesta gastronómica con Poemas by Hermanos Padrón, que es nuestro restaurante gastronómico; La Bodeguita, que es un restaurante más casual, donde compartir y disfrutar de una velada agradable con sabores canarios y que se funden con la tradición del tapeo; y, por último, el Restaurante Camarote, donde ofrecemos durante el almuerzo arroces, paellas, carnes y pescados a la brasa en nuestra piscina principal. Así como una renovación completa de nuestros servicios wellness y el Alis Rooftop Bar, que la verdad es que ha conseguido ese efecto wow.

— ¿Qué valores convierten a este establecimiento en un espacio singular y con tanto prestigio?

— Los de la misma estructura en sí. Este hotel ha recibido el World Luxury Award 2019, concediéndole el premio al Mejor Hotel Histórico de Europa y Mejor Hotel Cultural de Lujo del Sur de Europa, poniéndolo en el mapa internacional. Además, cabe resaltar todo el valor histórico y artístico que tiene. Se trata de uno de los primeros hoteles europeos que ofrecía servicios de baño allá por el año 1890 a aquellos viajeros ingleses que venían a disfrutar del clima y de los beneficios inigualables de esta tierra.

— ¿Qué ofrece el Hotel Santa Catalina a sus huéspedes y que no podrán encontrar en otro hotel de lujo de la isla?

— Más allá de todo aquello que es parte del edificio y que ya es algo en sí mismo inigualable e incomparable, lo que ofrece Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel es un trato exquisito, la búsqueda de personalizar todo tipo de experiencias, una diversificación de servicios amplia con tres restaurantes con tres áreas diferentes; o un espacio wellness moderno, elegante y funcional que completa todas las necesidades que pudiera tener un visitante. Además de situarnos en un enclave idílico, en el Parque Doramas, un parque histórico, que está conectado al hotel, siendo una continuación del mismo. Yo creo que uno de los éxitos mayores de esta rehabilitación es el de haber devuelto el diálogo del hotel con el parque.

— ¿Cómo es el huésped del Hotel Santa Catalina?

— Este es un hotel en una ciudad cosmopolita, que tiene un tejido empresarial importante y que permite recibir a visitantes que vienen por negocio y que buscan las mejores instalaciones y el mejor acomodo. Y, por otra parte, tenemos un huésped que viene por ocio y huye un poco de esas vacaciones únicamente de sol y playa, que buscan experiencias culturales. Las Palmas de Gran Canaria es la ciudad de la música, por la amplia variedad de ofertas musicales que ofrece, y nosotros venimos a completar ese turismo cultural con un hotel a la altura.

«Uno de los mayores éxitos de esta restauración es haber devuelto el diálogo con el parque»

— ¿Cuáles son los retos más importantes que afronta el hotel para el futuro inmediato? ¿Y a largo plazo?

— Retos hay muchos. Yo creo que todos los días tenemos pequeños retos porque cada persona en sí misma que viene por el hotel ya nos supone uno. Nosotros vivimos los del día a día, los del corto plazo son los que más nos ocupan. A largo plazo, sin duda, queremos seguir creciendo junto con la ciudad, que el hotel pueda abanderarla como destino, reforzando más si cabe esa posición gracias a un producto como este. En Barceló, cuando presentamos este hotel a nivel nacional en cualquier evento o cualquier feria, vamos con la bandera de la Las Palmas de Gran Canaria, de la isla y del archipiélago. Para nosotros el destino es fundamental para poder seguir sorprendiendo a las personas que llegan hasta aquí.

— ¿Se siente una responsabilidad especial al encontrarse al frente de un hotel con tanta historia?

— Sí. Bueno, a título personal, responsabilidad se siente siempre. Es cierto que las características de este espacio y la importancia que tiene, sobre todo para la ciudad, se suman a esa responsabilidad pero todo esto hay que llevarlo con normalidad, con buena voluntad, con entusiasmo y como un reto más en nuestro día a día. Ese es nuestro trabajo.

— Si nos situamos en noviembre de 2020, ¿cómo espera que haya transcurrido el primer año de la nueva etapa?

— En este primer año lo que esperamos es consolidar todo aquello que hemos puesto en funcionamiento. Es un año de rodaje tras una restauración completa, con la apertura de nuevos espacios gastronómicos, un nuevo wellness, espacios de coctelería, etc. que necesitan de un tiempo para afinarse. Nosotros lo que esperamos es que el público local pueda descubrir los servicios que ofrece Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel y que, a nivel nacional e internacional, podamos atraer más visitantes tanto al hotel como a Las Palmas de Gran Canaria. Desde Barceló Hotel Group estaremos abanderando este destino, porque se trata de un buque insignia para el Grupo y por eso, con mucho orgullo, vamos con esa bandera de Las Palmas de Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios