Un avión de la aerolínea Plus Ultra / R. C.

Plus Ultra defiende su rescate: «Si desaparecemos habría monopolio de Iberia-Air Europa»

La aerolínea reivindica su españolidad y asegura que era solvente cuando solicitó un préstamo de 53 millones a la SEPI

CLARA ALBA Madrid

Plus Ultra pasa a la acción frente a las duras críticas por su polémico acceso al rescate de la SEPI con 53 millones de euros a través del fondo de solvencia. En un comunicado remitido este jueves, la aerolínea defiende que era solvente en el momento de solicitar las ayudas, así como su carácter estratégico por su capacidad para competir en los vuelos a Latinoamérica con Iberia.

Plus Ultra ha querido dejar claro que su ADN es español por encima de todo, recordando que tributa en el país y que proporciona empleo a más de 2.800 personas a través de 354 puestos de trabajo directo y más de 2.500 indirectos. «Muchas familias dependen en España de la actividad de la aerolínea», defiende.

Las críticas a su rescate han llegado desde todos los frentes de la oposición, al considerar que la compañía no cumple dos de los requisitos fundamentales para acceder al fondo de la SEPI: que las empresas que los perciban sean estratégicas y que no tengan dificultades financieras a 31 de diciembre de 2019. El eurodiputado Luis Garicano, de hecho, ha presentado una denuncia ante Bruselas por mal uso de los fondos públicos, en un paso más tras la carta que a mediados de marzo remitió a la comisaria de Competencia, Margrethe Vestage, en la que ya solicitaba que se investigasen estas ayudas.

Primero, porque Plus Ultra acumula pérdidas año tras año desde el inicio de su operativa. Y segundo, y tal y como explicó el propio Luis Garicano en una entrevista con este medio , «una empresa con el 0,1% de cuota de mercado y solo 4 aviones, no puede ser estratégica».

Empresa estratégica

Plus Ultra ha querido rebatir este último punto defendiendo, para algunos analistas con escaso argumento, que su carácter estratégico se sostiene en que la compañía forma parte del sector Transporte y Turismo, clave para la recuperación de la economía. Además, recuerdan que la aerolínea «garantiza el buen funcionamiento del mercado español en lo que respecta a la no alteración de la competencia».

«En caso de desaparecer, se establecería un monopolio en el mercado ya que muchas de sus rutas serían sólo operadas por Iberia-Air Europa en caso de cerrarse la operación de fusión en marcha, como todo parece indicar que va a suceder próximamente», insisten. Es decir, consideran que su actividad, aunque solo sea con un avión operativo, impide el monopolio de Iberia.

Plus Ultra recuerda en su comunicado que también dispone de licencia Tipo A, la que corresponde a transporte comercial de pasajeros con aviones de mayor tamaño en España, «uno de los países europeos con menos aerolíneas con este tipo de licencia». Así, explican que «contar con aerolíneas con este tipo de licencia es estratégico para avanzar en uno de los objetivos clave del Estado español: posicionar el Aeropuerto Adolfo Suárez- Madrid Barajas como uno de los principales Hubs de Europa, en competencia con países como Alemania, Francia o Reino Unido».

Números y solvencia

La compañía también defiende sus cifras en el momento del rescate, para demostrar que era solvente cumpliendo con los requisitos de la SEPI. En concreto, asegura que cerró el año 2019 con un EBITDA positivo «e iba camino de obtener beneficios operativos en 2020, lo que la sitúa dentro del a media del sector de la aviación». Insisten, además, en que «la mayoría de las compañías aéreas de nueva creación tardan entre 3 y 5 años en ser rentables».

«En el momento de solicitar las ayudas a la SEPI por las pérdidas que se habían generado a raíz de la crisis por la pandemia Covid-19, la aerolínea cumplía con creces los criterios de solvencia», explica. Según indica, el periodo de referencia que se empleó para los cálculos fue el último trimestre de 2019, «durante el cual se calculó una ratio de patrimonio cercana a un 70%, teniendo en cuenta tanto la financiación externa como el capital de los asociados (los requisitos de la SEPI exigen un mínimo de un 50%)».

Esa ayuda fue solicitada el 1 de septiembre de 2020. Y la compañía asegura que se hizo con una propuesta de un plan de viabilidad. En concreto, Plus Ultra prevé recuperar «mucha de su actividad» a partir de este mismo verano. Para entonces, prevé tener operativas cinco rutas «con dos o más frecuencias semanales» de Madrid a Lima, Caracas, Quito y Guayaquil, así como de Tenerife a Caracas, siendo este el único servicio Transatlántico desde las islas. La compañía espera añadir próximamente rutas desde Madrid a Bogotá, Cali, Cartagena, La Habana y Santo Domingo, para lo que operará una flota de cuatro aviones Airbus.