Opcsa acelera su transformación para recibir a los megabuques

21/09/2018

El Puerto dio ayer luz verde a la ampliación de su zona de maniobra y trabaja ya en unificar sus dos concesiones, que caducan en 2027 y 2030, como paso previo a una ampliación del plazo en 25 años. MSC invertirá 9 millones en 7 grúas ‘Malacca’ para barcos de grandes dimensiones

La naviera italo-suiza Mediterranean Shipping Company (MSC), que desde 2017 es el único propietario de la terminal de contenedores Opcsa, quiere quedarse en el puerto de La Luz.

Si bien desde hace cuatro años se viene especulando con cambios en la terminal y fuertes inversiones -se habló de 35 millones- para adecuar sus instalaciones a los grandes buques que navegan por el mundo y con capacidad para 18.000 teus -los llamados megabuques-, no es hasta ahora que las promesas empiezan a materializarse.

Ahora mismo el principal objetivo de Opcsa es aumentar el plazo de las dos concesiones que tiene en el dique León y Castillo y sobre las que se levanta su terminal, sobre una superficie conjunta de 320.000 metros cuadrados. Ambas están próximas a caducar, una en 2027 y otra en 2030, y Opcsa quiere extender el plazo concesional lo máximo posible, lo que suelen ser 25 años.

Así se lo ha comunicado ya al Puerto, que está trabajando ya en la unificación de ambas parcelas para posteriormente conceder la ampliación del plazo.

De cara a conseguirlo, Opcsa ha puesto sobre la mesa un proyecto de transformación de la terminal y una inversión mínima, que inicialmente será de nueve millones de euros. Con este dinero sustituirá las siete grúas que tiene actualmente del tipo Panamax y Super PostPanamax por otras tantas Malacca, que pueden mover 25 contenedores de manga frente a las 18 y 22 que mueven las actuales, respectivamente. Esta inversión, según indicó ayer el director de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Salvador Capella, aumentará a medida que se vaya transformando la terminal aunque por el momento no hay cifras.

Las siete grúas comenzarán a llegar a instalarse en los próximos meses y se prevé que en 2019 estén ya operativas y que comiencen a llegar a La Luz los megabuques, de los que se viene hablando desde el año 2015.

El alargue del Reina Sofía es otro elemento que anima a Opcsa a realizar las inversiones, ya que esta obra supone mayor protección a la operativa de su terminal, que a veces se ve alterada por el estado de la mar.

El primer movimiento lo dio ayer la Autoridad Portuaria de Las Palmas, que aprobó en la reunión de su consejo de administración, la ampliación de la zona de maniobra de la terminal en veinte metros lineales. Se ha pasado de 40 a 60. Además, el Puerto está realizando ya los estudios geotécnicos para que los carriles grúas pasen de 60 a 100 pies.

Asimismo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan José Cardona, cerró con el presidente de Opcsa, Juan Pérez, un acuerdo que ata el procedimiento con el Puerto y marca las pautas, de cara a evitar demoras administrativas que dificulten la transformación de la terminal y la consecución de la prórroga concesional.

Cardona destacó ayer tras el consejo de administración la importancia del paso que da Opcsa para reforzar el negocio de los contenedores en La Luz.