Borrar
El stand de Nokia en una edición anterior del Mobile de Barcelona. Efe

Nokia y Sony hacen peligrar la celebración del Mobile al anunciar sus bajas

Ambas compañías se unen a la decisión de Ericsson alegando que un evento en el que se esperan 50.000 personas supone un riesgo para la salud

Miércoles, 10 de marzo 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No se han hecho esperar. Tras la cancelación de Ericsson este martes, más compañías tecnológicas se están sumando a la decisión de no acudir a la celebración del Mobile World Congress (MWC) que se celebrará a finales de junio en Barcelona. Hoy ha sido el turno de Nokia y Sony, también unas de las primeras que se dieron de baja en febrero del año pasado antes de que estallara la pandemia del coronavirus en España. Parece que la historia ahora se vuelve a repetir.

Aunque la organización (la GSMA) ha decidido aplazar la edición de este año hasta final de junio en lugar de hacerla en su habitual fecha de febrero, ya son tres las grandes empresas que no tienen claro que para entonces se puedan juntar 50.000 personas en en recinto ferial del MWC, una cifra que supone la mitad de asistentes que a anteriores ediciones pero todo un hito en plena pandemia.

Nokia explica en un comunicado que «después de evaluar la situación de forma cuidadosa» han decidido no tener «presencia física» en la edición del MWC 2021. La compañía finlandesa de redes de telecomunicaciones no quiere poner en riesgo a su equipo: «La salud de nuestros empleados, clientes y socios es de suma importancia para nosotros», destaca. En línea con Ericsson, remarca la «naturaleza internacional» del evento y recuerda que la vacunación «aún está en sus primeras fases en muchos países».

Por su parte, el japonés Sony es el primer fabricante de móviles que anuncia que no acudirá al evento donde la tecnología móvil es la protagonista. Anuncian en un comunicado que la decisión la han tomado para «prevenir los contagios» y aseguran que comunicarán sus nuevos productos por canales online.

Por ahora el resto de grandes compañías preguntadas por este periódico ni confirman ni cancelan su asistencia, todas están a la espera de los acontecimientos. Es claro que las bajas no hace más que añadir presión al resto y al organizador del evento, que solo hace dos días anunciaba su protocolo de medidas sanitarias entre las que se incluye la obligación de presentar un test de covid negativo cada 72 horas y llevar mascarillas de tipo FFP2.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos explican a este periódico que el Gobierno seguirá trabajando según lo planeado con la GSMA para que el evento se celebre del 28 de junio al 1 de julio en un «formato híbrido». Aseguran que la salud será el «elemento prioritario» de cara a la organización del evento y lanzan un «mensaje de confianza» a las empresas y participantes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios