El consejero delegado de Iberdrola España, Mario Ruiz-Tagle. / R. C.

Iberdrola trae como consejero delegado en España al responsable de su filial brasileña

Mario Ruiz-Tagle, hasta ahora ejecutivo de Neoenergia, sustituye en el cargo a Ángeles Santamaría

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Iberdrola ha confirmado el cambio que hace semanas esperaba el mercado en la figura de su consejero delegado en España. El grupo ha designado para este puesto a Mario Ruiz-Tagle en sustitución de la que hasta ahora era la consejera delegada en España, Ángeles Santamaría.

Ruiz-Tagle es de origen chileno y hasta ahora era el CEO de Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola que preside Ignacio Galán. Vinculado al sector energético desde 1996, comenzó su carrera en Iberdrola hace dos décadas como director de Relaciones Institucionales de la filial brasileña; en 2004 fue nombrado director de Negocios del departamento de Iberdrola en Latinoamérica y seis años después se convirtió en Country Manager de Iberdrola Brasil. En 2017, año en que Neoenergia incorpora a Elektro Redes, Mario Ruiz-Tagle fue nombrado consejero delegado y en julio de 2019 lideró el exitoso proceso de apertura de capital.

Con este movimiento, Ignacio Galán apuesta por una figura en su negocio internacional para hacerse responsable de la filial española. Será el responsable de la cuenta de resultados del país y de representar a la compañía ante los órganos del gobierno e instituciones externas. Iberdrola España se constituyó en junio 2014, cuando se culminó el nuevo modelo de gobierno del grupo Iberdrola, que ya contaba entonces con sociedades similares en el resto de sus mercados de referencia.

Neoenergia ha sido uno de los vectores de crecimiento del grupo Iberdrola, en especial en los últimos años. La filial brasileña de Iberdrola, de la que la matriz controla el 53,5%, ha pasado de ganar 303 millones de reales brasileños (unos 55,8 millones de euros) en 2016 a 3.925 millones de reales (722 millones de euros), lo que supone multiplicar su beneficio neto por 13 en cinco años. En el primer trimestre de este ejercicio, Neoenergia ganó un 20% más que en el mismo periodo de 2021, 1.212 millones de reales brasileños (223 millones de euros), y supuso una quinta parte del resultado global del grupo.

Ángeles Santamaría abandona el cargo que ha ostentado desde el año 2018, en lo que fue un claro movimiento en su apuesta por la diversidad de género en la compañía. La hasta ahora CEO sustituía en el cargo a Fernando Becker, veterano directivo, que se acogió al plan de prejubilaciones.