Efe

IAG logra reducir pérdidas hasta marzo, pero sigue cayendo 787 millones

El grupo de Iberia y British Airways registró un descenso del 27% en el primer trimestre y comienza a recuperarse de la pandemia

E. MARTÍNEZ Madrid

El fin de las restricciones a los viajes por la pandemia ha permitido al grupo IAG reducir sus pérdidas en el primer trimestre del año, aunque sigue sin salir de los números rojos. El 'holding' que engloba Iberia, british Airways, Vueling y Aer Lingus, registró unas pérdidas después de impuestos de 787 millones de euros de enero a marzo, lo que supone un descenso del 26,7% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó este viernes la compañía a la CNMV.

Los ingresos mejoraron notablemente, desde los 968 millones del año pasado a los 3.435 millones de euros de este primer trimestre. Así, el resultado después de impuestos antes de partidas excepcionales fue también negativo con 810 millones de euros, frente a las pérdidas de 1.131 millones de un año antes. Las pérdidas de las operaciones de IAG se situaron en 731 millones de euros en el primer trimestre, un 32,1% inferiores a las de 2021.

«La demanda se está recuperando con fuerza, en línea con nuestras previsiones. Esperamos recuperar la rentabilidad a partir del segundo trimestre en adelante y en el ejercicio completo», señaló el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, quien asegura que el segmento vacacional premium sigue siendo el que muestra mejor evolución. Además, consideró que a consecuencia de este incremento de la demanda, las reservas siguen creciendo: «Esperamos alcanzar el 80% de la capacidad de 2019 en el segundo trimestre y el 85% en el tercero. En el Atlántico Norte la previsión es recuperar prácticamente el 100% de la capacidad en el tercer trimestre«, añadió.

Pese al impacto de ómicrom y los costes asociados con el incremento de las operaciones, Gallego afirmó que las perdidas se redujeron «siginificativamente» en el primer trimestre en comparación con el año anterior, lo que «refleja la estacionalidad del negocio». Por ello, IAG espera que su resultado de las operaciones sea positivo a partir del segundo trimestre, llevando tanto al beneficio de las operaciones como a los flujos de efectivo netos de las actividades de explotación a ser positivos en el ejercicio.