GILMAR muestra su músculo en el pujante mercado inmobiliario

31/10/2019

El ladrillo sigue siendo un refugio y una oportunidad de rentabilizar el dinero.

Las inversiones inmobiliarias en España en general y en Canarias en particular; pese a aquellos que señalan que el mercado inmobiliario se mueve hacia una segunda burbuja, la realidad es que en estos momentos goza de buena salud y estabilidad de precios. El ladrillo sigue siendo un refugio y una oportunidad de rentabilizar el dinero.

Para GILMAR, las ventas realizadas en 2019 han llevado un buen ritmo en los primeros 9 meses del año. La empresa lleva 36 años dedicada al sector inmobiliario y durante todo ese tiempo ha demostrado una gran capacidad de trasformación y adaptación. En la actualidad ha situado al cliente en el centro de la ecuación y ha fortalecido algunas áreas importantes como la consultoría, asesoría jurídica, servicios hipotecarios y un exquisito servicio de posventa para que el cliente pueda decidirse con la mayor información posible.

GILMAR ha aportado el conocimiento y la experiencia de estar en contacto directo con distintos perfiles de vendedores, compradores e inversores. Esto otorga a la compañía una posición privilegiada a la hora de realizar un servicio de intermediación eficaz en todos los aspectos que intervienen en una transacción inmobiliaria.

De cara a la comercialización, GILMAR nos ofrece un servicio inmobiliario personalizado con más de 400 profesionales especializados a nuestro servicio y con una red de oficinas propias, no franquiciadas. Poniendo nuestro conocimiento a disposición de nuestros clientes y ahora al servicio de Canarias.