El empresario de la discreción

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Delfín Suárez Almeida, que falleció el miércoles en Gran Canaria a los 90 años de edad, era uno de esos empresarios que entendía que la base del éxito pasa por la constancia en el trabajo, el olfato para la diversificación de negocios y la prudencia en cada paso que se da. Y que todo ello se podía hacer con discreción, sin necesidad de salir en los titulares de la prensa o acaparar la atención en actos sociales.

Y es que si para muchos el nombre de Delfín Suárez Almeida no les suena, el de su principal divisa empresarial seguro que sí, pues se trata de una referencia en el sector de la industria de la alimentación dentro y fuera de Canarias: Kalise.

Siempre con esa discreción de la que hizo santo y seña, Delfín Suárez consiguió que la empresa familiar Interglas se convirtiera en un gigante en el sector. Fue a comienzos de los 1960 cuando Interglas empezó a fabricar y comercializar sus helados, desde Las Palmas de Gran Canaria, llamándolos Kalise. Eran tiempos en que la actividad industrial luchaba en las islas con la desventaja de un mercado reducido y fragmentado. A su favor jugaban el hecho de que el turismo empezaba a desarrollarse y que las franquicias por el régimen de puerto franco aliviaban los sobrecostes de la lejanía.

En paralelo, en el otro archipiélago español, en Baleares, operaba desde

1940 la empresa Helados y Especialidades Menorquina SA, que llegó a convertirse en uno de los primeros fabricantes y proveedores de helados del país comercializando sus productos bajo la marca Menorquina. Y en 1944, en Barcelona, irrumpió Modernas Aplicaciones de Refrigeración Industrial SA, que vendía sus helados bajo la marca Marisa. En 1965, Beatrice Foods, empresa americana del sector de la alimentación, adquirió participaciones de Menorquina y década y media después compró Modernas Aplicaciones de Refrigeración Industrial.

Cuatro años después, Helados Menorquina se fusionó con Modernas Aplicaciones de Refrigeración Industrial creando Helados Menorquina y se fusiona con la división peninsular de Interglas. En 1999 Beatrice Foods interrumpió su participación en la empresa y Menorquina e Interglas llevan a cabo una fusión completa bajo el nombre de Grupo Kalise Menorquina (GKM).

En 2005, la empresa adquiere el 95% de la empresa Sialsa, que produce yougures y leche bajo la marca Sandra. En el ámbito internacional, GKM compra la principal marca de helados en Francia, Frigécrème.

En paralelo, Delfín Suárez diversificó su actividad hacia los negocios inmobiliarios y turísticos pero siempre con la misma estrategia: prudencia y discreción.

Con su muerte desaparece uno de los grandes emprendedores de Gran Canaria, que creó un gigante empresarial desde el trabajo y que huyó del elogio fácil.

Descanse en paz.

Delfín Suárez Almeida