Borrar
Última hora Declaran un conato de incendio en La Gomera
SERGEY NIVENS/SHUTTERSTOCK
¿Cuáles deben ser los pilares de laempresa en un mundo cambiante?
TRIBUNA LIBRE

¿Cuáles deben ser los pilares de laempresa en un mundo cambiante?

MARÍA PAULA FLÓREZ JIMÉNEZ - ALVARO LLEO - PABLO RUIZ

Investigadora EICEA, Universidad de la Sabana. Investigadora Purpose Strength Project, Universidad de Navarra. - Profesor Titular. Director del Master en Dirección de Personas en las Organizaciones (MDPO). - Catedrático de universidad, área de Organización de Empresas, Universidad de Castilla-La Mancha

Sábado, 29 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una de las preguntas cruciales para las empresas es cómo lograr su prosperidad a largo plazo. El desarrollo sostenible se ha vuelto fundamental para ello, pero la situación cambiante y compleja de los sistemas económicos, ambientales y sociales dificulta cumplir con este objetivo.

De hecho, se corre el riesgo de que algunas organizaciones hagan greenwashing -el blanqueo ecológico de las empresas para parecer más sostenibles de lo que realmente son- dado que es más sencillo alterar las comunicaciones sobre el desempeño que cambiarlo verdaderamente. Para enfrentar este reto y crear oportunidades de crecimiento, el propósito corporativo y la resiliencia organizativa son dos variables esenciales (y complementarias).

Sostenibilidad corporativa: el desempeño armonioso

La sostenibilidad corporativa se refiere al planteamiento no solo de objetivos económicos, sino también sociales y ambientales, para alcanzar la prosperidad a largo plazo.

Los objetivos económicos están orientados a garantizar la liquidez de la empresa, los rendimientos para sus accionistas y los recursos para las generaciones futuras.

La resiliencia organizacional: Un escudo ante la adversidad

La dimensión medioambiental implica el compromiso de no realizar actividades que degraden los ecosistemas, hacer un uso eficiente de los recursos y minimizar las emisiones.

En cuanto a la dimensión social, se refiere tanto a la búsqueda de valor y capital social para las comunidades en las que opera la organización, como al cuidado y seguridad de sus empleados.

Articular estas tres dimensiones permitirá a las organizaciones mejorar su productividad y aumentar la probabilidad de obtener beneficios sin comprometer los recursos de las generaciones futuras.

La resiliencia organizativa se refiere a la capacidad de una organización de anticiparse y adaptarse a cambios, crisis y dificultades, preservando su funcionamiento y manteniendo su identidad.

Crucial para la supervivencia de la empresa, la resiliencia se apoya en una cultura organizacional consciente de los riesgos en el entorno, lo que ayuda a la empresa a posicionarse para atender mejor las exigencias sociales, económicas y ambientales, y ser capaz de encontrar oportunidades incluso en periodos de incertidumbre.

El propósito corporativo compartido: una causa común

Por otro lado, el concepto de propósito corporativo de una empresa, que va más allá de la maximización del beneficio y de un eslogan o una campaña de marketing: recoge su identidad, lo que es significativo para ella, y se concreta en lo que hace para crear valor a sus grupos de interés.

El propósito corporativo sirve como brújula y ayuda a las empresas en la toma de decisiones. Cuando este propósito es compartido con los empleados actúa como unificador y fomenta un sentido de causa común y pertenencia.

Sostenibilidad, resiliencia y propósito: un círculo virtuoso

Nuestra investigación muestra que existe una estrecha relación entre propósito, sostenibilidad, y resiliencia, en la que cada una refuerza a las demás, formando ciclos de retroalimentación positiva entre ellas, lo que puede conducir a la prosperidad a largo plazo de las organizaciones.

Al fomentar un sentido de causa común, el propósito corporativo favorece la implicación de la organización con los grupos de interés, y viceversa. También favorece la generación y gestión del conocimiento, lo que mejora la resiliencia organizativa. Esto, a su vez, la posiciona mejor ante los cambios y desafíos del entorno y la encamina hacia la sostenibilidad corporativa.

Además, un propósito definido no sólo guía los esfuerzos de sostenibilidad y resiliencia, sino que también se ve reforzado por sus efectos positivos. Por ejemplo, la resiliencia organizacional puede ayudar a garantizan el cumplimiento del propósito de la organización, ya que permite retener la identidad organizacional durante disturbios. Así mismo, el desarrollo sostenible favorece la alineación entre diferentes propósitos y provee recursos económicos para la continuidad del propósito. Adicionalmente, las prácticas sostenibles permiten a las organizaciones anticiparse a los riesgos y de esta manera ser más resilientes.

Para la prosperidad de las organizaciones

Entendida la interconexión entre propósito corporativo, resiliencia organizacional y sostenibilidad corporativa y sus beneficios para su prosperidad a largo, la empresa debe:

1. Tomar conciencia de la importancia de tener un propósito corporativo bien definido, que haga de palanca para la resiliencia organizativa y la sostenibilidad corporativa.

2. Compartir con stakeholders y empleados, mediante palabras y acciones, el propósito corporativo, para llevarlos a pensar y reflexionar sobre sus propios valores, sus conexiones con dicho propósito y con cómo ayudar a alcanzarlo, y que puedan sentir que sus tareas diarias contribuyen a cumplirlo.

3. Entender la resiliencia organizativa y la sostenibilidad corporativa como apoyos del propósito corporativo. Los directivos pueden esperar que el propósito compartido se refuerce en la medida que la organización es más resiliente y sostenible. Por tanto, pueden promover simultáneamente otras iniciativas que fomenten comportamientos sostenibles y les permita anticiparse y adaptarse a los cambios y las crisis.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios