El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez. / R. C.

Cellnex mejora un 55% sus ingresos el año de la pandemia

La compañía pierde 133 millones de euros por las inversiones asociadas a su fuerte plan de expansión

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La compañía tecnlógica Cellnex ha cerrado 2020 con un incremento de sus ingresos del 55% con respecto al año anterior, hasta superar una facturación superior a los 1.608 millones de euros. El último ejercicio ha estado caracterizado por un amplio plan de expansión, que ha conllevado importantes inversores y adquisiciones, según ha recordado la compañía.

Estas operaciones han conllevado que Cellnex obtuviera unas pérdidas de 133 millones de euros frente al beneficio de xxxx millones del año anterior. Esta evolución se explica por el efecto de las mayores amortizaciones y costes financieros asociados «al intenso proceso de adquisiciones y la consiguiente ampliación del perímetro», según la firma. De hecho, en 2020 destinó más de 15.000 millones a esas adquisiciones.

La firma registró un resultados operativo (Ebitda) de 1.182 millones, lo que supone un aumento del 72% respecto a los 686 millones de hace un año.

En concreto, los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron el 79% de los ingresos con 1.276 millones, y significa un crecimiento del 83% respecto a 2019.

La actividad de infraestructuras de radiodifusión aportó un 14% de los ingresos con 227 millones y el negocio centrado en las redes de seguridad, emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas aportó un 7%, con 105 millones.

El presidente de Cellnex, Bertrand Kan, ha destacado que la compañía ha contribuido a mitigar la distancia social y posibilitar el trabajo durante la crisis del coronavirus, «a la vez se ha beneficiado del proceso de transición digital y del crecimiento exponencial del tráfico de datos». Y ha añadido que está satisfecho, junto a su equipo, de haber sido capaces de aportar conectividad a las personas y a la actividad económica en Europa en un «período histórico de aislamiento».

El consejero delegado de Cellnex, Tobias Martinez, ha expresado que las nuevas operaciones de crecimiento en Austria, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Suecia y Reino Unido «han consolidado y ampliado la huella europea de la compañía». Desde su salida a bolsa en 2015, Cellnex ha invertido aproximadamente 35.000 millones de euros en crecimiento y «sigue atenta a nuevas oportunidades».

El total de inversiones ejecutadas en 2020 alcanzó los 6.400 millones de euros e incluyeron la incorporación de nuevos activos en países como Austria, Dinamarca, Irlanda, Portugal y Reino Unido, la continuidad en la integración y despliegue de nuevas infraestructuras en Francia, así como mejoras en la eficiencia y el mantenimiento de la capacidad instalada.

Por otra parte, Cellnex ha mejorado su perspectiva para el ejercicio 2021 hasta unos ingresos de entre 2.405 y 2.445 millones de euros y un ebitda que se situaría entre los 1.815 y los 1.855 millones.

La compañía prevé realizar --tras su aprobación por la junta de accionistas convocada para el 29 de marzo-- una ampliación de capital asegurada de hasta 7.000 millones de euros destinada a financiar la reciente adquisición de Hivory en Francia y el acuerdo con DT en los Países Bajos, así como «nuevos proyectos de crecimiento a 18 meses vista».

Por otra parte, Cellnex ha alcanzado un acuerdo con Cyfrowy Polsat para la adquisición del 99,99% de su filial de infraestructuras de telecomunicaciones en Polonia, Polkomtel Infrastruktura, con una inversión de 1.600 millones acompañada de un programa de despliegue adicional de hasta 1.500 emplazamientos.

La compañía realizará inversiones en equipamiento activo mayormente destinado al despliegue del 5G, por otros 600 millones de euros en los próximos 10 años, y la operación se financiará con caja disponible.

Temas

Cellnex