Imagen de una plantación de lechugas en la isla de Gran Canaria. / ARCADIO SUÁREZ

Canarias dedicó 7.022 hectáreas de terreno al cultivo de hortalizas en 2021

El tomate es la 'hortaliza reina' del campo español, con una producción de 4,74 millones de toneladas, seguida del pimiento

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

España, la llamada 'Huerta de Europa', alcanzó en 2021 un récord en producción de hortalizas -16,39 millones de toneladas-, 1,21 millones más que en 2020, una actividad que ha mejorado en rendimientos, ya que inició el siglo con un volumen de 12,88 millones en una superficie similar y a la que Canarias dedicó 7.022 hectáreas de terreno en 2021.

El tomate es la 'hortaliza reina' del campo español, con una producción de 4,74 millones de toneladas (4,31 millones en 2020), seguida del pimiento, con 1,50 millones (1,46 millones); cebolla, con 1,45 millones (1,29 millones); sandía, con 1,38 millones (1,23 millones), y lechuga, con 1,06 millones (961.938 toneladas).

España se caracteriza por su gran diversidad de producciones hortícolas, que se extienden por todo su territorio, tanto al aire libre como en invernadero, en secano o en regadío.

De las 401.711 hectáreas que se dedicaron al cultivo de verduras en 2021 (386.084 ha en 2020), la mayor extensión se concentra en Andalucía, con 134.939 ha, de las que 65.177 se concentran en los invernaderos y en parcelas al aire libre de Almería.

España se caracteriza por su gran diversidad de producciones hortícolas, según el balance del Ministerio

Pero no solo en el mar de plásticos almeriense se producen hortalizas, ya que su cultivo es también de gran importancia en Murcia (58.066 ha), Castilla-La Mancha (53.057 ha), Extremadura (31.521 ha), Comunidad Valenciana (26.328 ha), Navarra (24.798 ha), Aragón (15.450 ha), Castilla y León (14.458 ha) o Galicia (13.105 ha).

La lista la completan Cataluña (9.677 ha), Canarias (7.022 ha), La Rioja (5.093 ha), Madrid (3.396 ha), País Vasco (2.227 ha), Baleares (1.792 ha), Asturias (730 ha) y Cantabria (52 ha).

Los agricultores españoles optaron el año pasado por aumentar la superficie de cultivo de varias hortalizas y recortar el de otras, según el avance de «Superficies y producciones anuales de cultivo 2021» que recientemente ha publicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Las cinco principales verduras que ganaron más terreno en 2021 lo componen el guisante verde (3.085 hectáreas más que en 2020), la sandía (+2.369 ha), el ajo (+1.889 ha), el maíz dulce (+1.788 ha) y la cebolla (+1.640 ha).

En contraste, se redujo la superficie de espárrago (695 hectáreas menos que en 2020), coliflor (-428 ha), fresa y fresón (-128 ha), grelo (-111 ha) y berenjena (-109 ha).

La fotografía del sector hortícola que ha elaborado Agricultura también plasma que de los 16,39 millones de toneladas que se recogieron el año pasado, 11,26 millones se vendieron para su consumo en fresco y 4,49 millones tuvieron como destino la industria de la transformación.

El resto fue para consumo propio para alimentación animal (349.003 t) y alimentación humana (284.338 t).

La 'Huerta de Europa' exportó el año pasado 5,7 millones de toneladas de verduras, un 1,6 % más que en el ejercicio anterior, lo que generó a los productores unos ingresos por valor de 6.576 millones de euros (+9 %), según los datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

E l pimiento se convirtió en la hortaliza española más vendida al exterior, con 853.582 toneladas (+1 %) y 1.270 millones de euros (+9,5 %), seguido de la lechuga, con 811.703 toneladas (+6 %) y 827 millones de euros (+18 %), y se reforzó la importancia de estos dos productos en la producción hortofrutícola nacional.

Según la federación de productores y exportadores hortofrutícolas Fepex, el refuerzo de la importancia del pimiento y la lechuga españolas en los mercados europeos se produjo a la vez que hubo un retroceso en tomate, cuya salida exterior retrocedió un 6 % el año pasado con 662.497 t, aunque su valor creció un 4 %, (976 millones de euros).

La importación de hortalizas alcanzó los 1,5 millones de toneladas (+1 %) y 887 millones de euros (-1 %)