Óscar Aragón, enólogo y director técnico de la bodega Dominio del Pidio.

Las bodegas Dominio del Pidio estrenan negocio en el metaverso

Son las primeras del sector vinícola en España en mostrar su universo subterráneo en un innovador espacio virtual

COLPISA Madrid

La bodega Dominio del Pidio se convierte en pionera del uso de nuevas tecnologías para ofrecer una nueva experiencia a sus clientes. La firma se convierte en la primera del sector en llevar su universo subterráneo al metaverso, permitiendo a sus usuarios visitar este antiguo lugar de elaboración del vino, adquirir productos a través de su experiencia conectada de última generación, disfrutar de eventos en un entorno hecho por y para los amantes del vino, y conectar con personas con intereses similares.

Dominio del Pidio se ha convertido en la primera bodega en España en ofrecer una experiencia totalmente inmersiva, entre sus calados centenarios, gracias a la tecnología del metaverso, desarrollada por la compañía tecnológica Ole Digital Solutions.

A través de la construcción de un gemelo digital de las bodegas propiedad de la familia Aragón -vinculada desde hace generaciones con el sector vitícola en la Ribera del Duero-, los usuarios pueden adentrarse con su propio avatar en las centenarias bodegas desde el móvil hasta dispositivos de realidad virtual.

La fundadora y CEO de Ole Digital Solutions, Ana Velayos, explica que «en la medida que la tecnología del metaverso va avanzando, las fronteras entre el mundo virtual y el mundo real se van diluyendo y este proyecto nos permite dar respuesta a la demanda de conocer nuevos lugares, personas y culturas y, por supuesto, poner en valor algo tan especial y único como el sector vinícola en España».

El proyecto ha contado con varias fases hasta construir una réplica digital de los 2.800 metros de la bodega y está disponible en la plataforma Spatial. La primera fase consistió en la conceptualización del registro de bocetos y anotaciones del espacio, a través de tecnologías como Procreate o Paper, hasta llegar al modelado en 3D con referencias más exactas, para la que se ha empleado la herramienta Sharp 3D.

Durante la tercera fase, se ha «dado vida» al mundo tridimensional de Dominio, con las herramientas profesionales Blender y Unity, con el objetivo de recrear las texturas y juegos de luces de la bodega y conseguir una experiencia aún más real.

Como señalan desde Ole Digital Solutions,« lo interesante de esta nueva tecnología no es solo la construcción de un mundo real en el contexto digital, sino que, a medida que la tecnología avanza, se abre un sinfín de posibilidades para que varios visitantes convivan en el mismo escenario digital y diseñar eventos con infinitas posibilidades, desde catas virtuales, exposiciones o conciertos».

Historia

Esta bodega nació en el año 2006 con el objetivo de rescatar los valores tradicionales en la elaboración de vino en Quintana del Pidio, Burgos. El municipio, cuyo porvenir vino marcado por sus lazos con el Monasterio Santo Domingo de Silos, fue durante siglos la despensa que suministró vino a caballeros, abades y guerreros castellanos.

Prueba de ello es el laberinto subterráneo que se abre paso bajo el suelo de Quintana del Pidio y, que, tras siglos de profundo letargo, volvió a renacer en parte con Dominio del Pidio. La familia Aragón apostó por recuperar el patrimonio cultural del municipio con la rehabilitación de un histórico barrio de bodegas, datadas del s.XVI, donde envejecen en la actualidad sus vinos.

«Dominio del Pidio es mucho más que una bodega: aunamos raíces etnográficas y vitícolas. Entendemos que debemos mirar al pasado para poder construir el futuro, de una manera transversal: desde el respeto al suelo que alimenta nuestras vides, la recuperación de uva autóctona o los métodos de elaboración de vino», señala Roberto Aragón, director comercial de la bodega.

«Esta filosofía cobra ahora una nueva dimensión con el metaverso, que nos da la oportunidad de que la historia del vino, un patrimonio cultural que nos pertenece a todos, converja con nuestro presente y futuro, a través de una tecnología que permite experimentar, descubrir, conectar y vivir nuevas experiencias», añade.