Imagen del aeropuerto de Gando la semana pasada. El turismo llega 'a cuentagotas'. / COBER

Los empresarios piden a Torres «arrojo» frente a Madrid y que exija test para 'salvar' Canarias

Le demanden que «dé un puñetazo en la mesa» para salvaguardar las islas. El sector turístico teme que Alemania vete a Canarias en unos días si los contagios superan los 50 por 100.000 habitantes

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

«Cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar». Este popular refrán español está hoy en la cabeza de muchos empresarios turísticos de Canarias que temen que, en unos días y en función de la evolución de los contagios, las islas queden vetadas para el turismo alemán al igual que Baleares. El Instituto Robert Koch, centro epidemiológico de referencia en Alemania califica como zona de riesgo aquellas que registran 50 nuevos infectados en siete días. Baleares cruzó el viernes esta línea y Canarias se acerca peligrosamente, con 34,13 ayer.

La encrucijada en la que se encuentra Canarias, vetado para el turismo británico, el noruego, el holandés... ha llevado a los empresarios a reclamar al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Victor Torres, «arrojo» frente a Madrid para conseguir «de una vez por todas» el visto bueno a realizar test a los pasajeros que lleguen al archipiélago y así 'salvar' a las islas de la debacle.

El Gobierno de Canarias lleva peleando por los PCR -primero en origen y luego en destino- desde el inicio de la pandemia pero España no se lo ha autorizado poniendo en jaque el sector, la economía y la sociedad isleña. Ahora, después de que la propia Europa haya apuntado la necesidad de tomar medidas que no pasen por cuarentenas o cierre de fronteras se abre, a juicio de los empresarios, una oportunidad para que Canarias logre arrancar los PCR a Madrid. La intención es que, a medida que se actúa sobre la curva de contagios a nivel interno, se implementen los PCR para volver a hacer de Canarias el destino seguro que era hasta agosto, con apenas seis casos por cada 100.000 habitantes, y salvar la temporada de invierno.

Los empresarios, en conversaciones privadas, ya le han pedido a Torres ese «arrojo», según fuentes cercanas, y le han traslado su disposición a «asumir el papel que les toque» en la contienda. «O Torres da ya el puñetazo en la mesa o lo dará la sociedad» indican estas fuentes.

En el sentir de los empresarios además del temor a la debacle económica pesa la frustración por el desdén del Estado hacia Canarias. Desde mayo el Gobierno de Canarias con la consejera de Turismo a la cabeza, Yaiza Castilla, y el equipo de Canarias Fortaleza (liderado por Cristina del Río) se movieron para lograr los PCR, conscientes de que solo así las islas podrían ser destino seguro y salvaguardar su turismo. La presidenta de Baleares no apoyó a Canarias y el Gobierno de España decidió posicionarse con Armengol y rechazó los test en las islas. El Gobierno de Canarias siguió defendiéndolos sin éxito. Castilla y su equipo mantuvo contactos con la Organización Mundial de Turismo (OMT), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la asociación de líneas aéreas IATA, turoperadores, las embajadas del Reino Unido y Alemania y el empresariado de Canarias, que respaldaba la iniciativa pero todo fue en balde porque Madrid no lo autorizó. Otros países han copiado la propuesta canaria, como Chipre y Madeira, y están recibiendo turistas.

El plan llamado TBT, 'Test Before Travel', pasaba por hacer PCR en origen, seguir la trazabilidad en destino y volver a hacer PCR al pasajero al regreso y aunque, se remitió a los ministerios de Sanidad y Turismo, no hubo respuesta. También se habló con AENA para hacer test en destino, como alternativa, pero faltó disposición. «A fecha de hoy -como aseguran los empresarios- solo Torres puede salvar Canarias».