La decisión de Reino Unido de quitar a Canarias de la lista de corredores seguros es un duro golpe para el sector turístico. / COBER

Los empresarios demandan al Estado medidas directas y urgentes para salvar al sector turístico

La Confederación Canaria de Empresarios aún confía en recuperar una «mínima parte» de la temporada aunque da por perdida la navidad

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de gran canaria.

Después de conocer el duro golpe que ha recibido Canarias tras la decisión de Reino Unido de retirar al archipiélago de su lista de corredores seguros, la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) y la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel) han coincidido en reclamar al Gobierno central un «plan de rescate» que contemple ayudas directas para intentar salvar al sector.

Para el presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara, «es hora de que el Estado se tome en serio al sector turístico canario y se dé cuenta de que es el principal motor de actividad, que además arrastra al resto de sectores». Por eso, el dirigente de Ashotel, Jorge Marichal, considera que «ahora más que nunca, tiene sentido empezar a hablar de un verdadero rescate al sector alojativo de las islas porque muy pocas empresas podrán recuperarse de estos continuos sobresaltos que está deparando esta crisis sanitaria».

CONTROL ESTRICTO

  • Restricciones Tanto Marichal como Manrique de Lara piden al Gobierno canario que sea estricto a la hora de hacer cumplir las restricciones para evitar contagios.

  • Revisión Al respecto, el presidente de la patronal de Las Palmas insta a que se revisen las medidas impuestas para ver qué ha fallado y se adopten las condiciones precisas.

  • Sufrimiento «Nos desangramos poco a poco y sin salud la economía y, por tanto, la sociedad va a sufrir mucho en los próximos meses», dijo Marichal.

A su juicio, «esta montaña rusa en la que estamos instalados desde hace meses acarrea numerosas pérdidas» y considera que esta última decisión de Reino Unido llevará aparejado también muchas cancelaciones porque los británicos no querrán guardar cuarentena a su regreso a casa».

Aunque el dirigente tinerfeño se muestra pesimista y entiende que la temporada de invierno ya se «va a la basura», Manrique de Lara confía en recuperar una «mínima parte» aunque sí da por perdida las fechas navideñas, que habitualmente suponen una importante ocupación. Insiste en la importancia de que se coordinen y funcionen como un «engranaje perfecto» los sectores públicos y privados. De otro modo, augura un año 2021 «muy duro» con una tasa de paro que podría llegar al 40% y una caída del Producto Interior Bruto (PIB) muy significativa.

Entre las propuestas que los empresarios han planteado que debe aplicar el Estado de manera urgente, figura un sistema de ayudas directas a las empresas para que remonten esta situación, pues «hay establecimientos que llevan cerrados desde el 26 de marzo sin ingresar un solo euro y pagando mensualmente una parte de la Seguridad Social; una situación insostenible a medio plazo». Según la patronal turística tinerfeña, este sistema de ayudas directo debe estar basado en indicadores objetivos: facturación del año anterior, número de trabajadores.

También proponen la exoneración a los trabajadores que continúan en ERTE del 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social, al igual que un porcentaje de las cotizaciones de los que están trabajando, pues entienden que en un contexto de ingresos cero «es imposible que las empresas tengan que seguir pagando por trabajadores que no están en situación de alta».

Asimismo, Ashotel pone sobre la mesa la exoneración de impuestos locales (IBI, IAE y tasas) mientras continúe el sector alojativo en situación de parálisis total. A este respecto, Jorge Marichal indica que muy pocos son los ayuntamientos en Canarias que han adoptado medidas encaminadas a aliviar la presión fiscal a las empresas que pagan impuestos y tasas por servicios que no generan y actividad económica que no están realizando porque no pueden.

También desde la patronal turística se plantea la necesidad de hacer cumplir la Disposición Adicional 11 del Real Decreto Ley 27/2020 en el que se hace alusión a la condición ultraperiférica de Canarias y buscar el encaje en esta norma para justificar un paquete de medidas para Canarias en tanto no se recupere la situación turística.

u

u

u