La lucha contra el coronavirus

El Covid-19 provoca en Canarias una destrucción de empleo sin precedentes

03/04/2020

El parón de la actividad para frenar la expansión del Covid-19 provoca la destrucción de 51.000 puestos de trabajo en marzo, sin contar los miles de afectados por los ERTE. Las oficinas de empleo registran 19.797 parados más en un mes

ETIQUETAS:

La crisis del coronavirus y la paralización de la actividad han arrasado el mercado laboral canario: a finales de marzo, dos semanas después de decretarse el estado de alarma, se habían destruido en las islas 51.051 puestos de trabajo, un descenso sin precedentes en la historia de la comunidad. La cifra de afiliados a la Seguridad Social en las islas en el cierre de este dramático mes se quedaba en 767.089, un 6,2% menos que cuando se acabó febrero. Y eso sin contar con los miles de canarios afectados por expedientes de regulación de empleo (ERTE), que se contabilizan como cotizantes.

De media, a lo largo de todo el mes se perdieron 19.964 afiliados a la Seguridad Social respecto a febrero, lo que representó una caída del 2,44% mensual. Pero el dato relevante es el del cierre del mes mencionado previamente, porque refleja la escabechina que se produjo en las últimas semanas de confinamiento.

La Seguridad Social también concretó la cifra que evidencia el desastre en toda España: desde el pasado 12 de marzo se han destruido casi 900.000 empleos (898.822) en todo el país.

Por sectores, el Gobierno solo había facilitado ayer los datos de afiliación media durante todo el mes, aunque también evidencian el derrumbe: En los servicios se contabilizaron 17.279 ocupados menos que en febrero, fruto, sobre todo, del bajón de la hostelería (-8.670 afiliados), el comercio (-2.774 trabajadores) o las actividades administrativas (-2.475 afiliados), en un contexto condicionado por el parón de la actividad turística.

El empleo de la construcción también perdió 2.052 trabajadores; en la industria, cayeron otros 416; y en el sector agrario desaparecieron 217 trabajadores respecto a febrero.

En marzo se contabilizaban así 11.063 empleados menos que en el mismo mes de 2019, un recorte de plantillas que se concentró en el conjunto de los servicios, con 7.974 personas menos, y de nuevo, sobre todo en la hostelería (-6.622).

El resto de los sectores también cayó: 1.954 afiliados menos en la construcción; seguido de la agricultura y el sector industrial, donde el número total de afiliados disminuyó en 623 y en 513 personas respectivamente. Como era de esperar se creó empleo en actividades de la Administración Pública como las sanitarias (+3.952 afiliados) y la educación (+1.814 efectivos).

Tampoco tiene precedentes el aumento del paro: el número de inscritos en las oficinas públicas de empleo aumentó en 19.797 respecto a febrero (+ 9,5%), hasta alcanzarse los 227.634. Fuerteventura recibió el mayor golpe, con un 15,7% más. Comparado con marzo de 2019 la cifra de paro en las islas subió en 18.399 personas (+8,8%).

La crisis sanitaria también ha frenado en seco las contrataciones. Durante todo el mes se firmaron un total de 46.170 contratos, lo que supone una reducción de -24,01% respecto a febrero. De estos nuevos contratos, el 12,86% son indefinidos, concretó Obecan.