El Tribunal de la UE permite anular el IRPH de las hipotecas si es abusivo

03/03/2020

Una de cal y otra de arena. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha abierto la puerta a que los juzgados españoles puedan considerar como «abusiva» la cláusula por la que una hipoteca calcula su tipo de interés en función del IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios). De esta forma, habilita la posibilidad de que un juez pueda considerar falta de transparencia por parte del banco al comercializar ese préstamo. Pero solo podrán hacerlo caso por caso. Y siempre que cada ciudadano lo demande judicialmente. El fallo del TJUE no ha estimado abusivo de por sí el índice, lo que habría generado una cascada de reclamaciones, sino la práctica del banco, que habrá que analizar individualizadamente.

ETIQUETAS:

Esta decisión de la Corte de Luxemburgo llega después de la reclamación de un afectado por el IRPH, que vio cómo pagaba más en sus recibos hipotecarios con este índice que si el banco le hubiera aplicado el euríbor. Las organizaciones de consumidores calculan qu el coste adicional por hipoteca sujeta al IRPH se sitúa entre los 18.000 y los 21.000 euros por préstamo.

La sentencia dictamina que los ciudadanos tienen derecho a ratificar que las condiciones en las que les vendieron esos préstamos «son claras y comprensibles». Por eso, la Corte de la UE indica que «no solo deberán ser comprensibles en un plano formal y gramatical, sino también permitir que consumidor medio (...) esté en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo».

El tribunal comunitario va más allá al apuntar que en los casos en que no se cumplan las condiciones de claridad los jueces pueden suprimir las callas del IRPH y sustituirlo por otro índice siempre que sea imprescindible para mantener en vigor el contrato y evitar así males mayores al consumidor. Se trata -afirma- de proteger a los consumidores «de las consecuencias especialmente perjudiciales que podrían derivarse de la anulación del contrato de préstamo».

Este fallo abre un nuevo capítulo en el campo de las reclamaciones de los hipotecados con la banca, en muchos casos verdaderos expertos en pleitear tras casos como el de las cláusulas suelo. Quienes se sientan agraviados y consideren que su entidad les colocó este índice en sus hipotecas, pueden reclamar judicialmente. Los analistas estiman que, como mínimo, los bancos que incluían estas referencias en sus préstamos para vivienda se pueden llegar a jugar más de 3.000 millones de euros en el mejor de los casos.