El precio de la vivienda sube un 4,5%

08/06/2018

Canarias acumula tres años y medio de alzas ininterrumpidas en las tarifas de las casas. La inflación inmobiliaria coincide con el apetito inversor y la alta rentabilidad del alquiler: la mitad de las compras en las islas se realizan sin hipotecas.

José Miguel Pérez Las Palmas de Gran Canaria

El precio medio de la vivienda libre en Canarias acumula ya tres años y medios de subidas interanuales consecutivas –14 trimestres–, en una trayectoria ascendente que camina en paralelo al aumento del apetito inversor en el sector inmobiliario y también a la mayor la capacidad de los canarios de acceder a créditos hipotecarios.

Comprar una casa en el primer trimestre de 2018 costaba un 4,5% más de media que en el mismo periodo del pasado año, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado ayer.

El repunte en las islas se queda por debajo del 6,2% de crecimiento de los precios en el conjunto del país, y alejado de otras comunidades como Madrid (+10,2% interanual); Cataluña (+8,6%); e Illes Ballears (+8,2%), regiones que lideran en España la estadística.

Las tarifas en Canarias se han elevado más en el mercado de las viviendas de segunda mano (+4,6%); frente a un alza más moderado de las nuevas (+3,5%).

El precio de la vivienda ha subido además un 0,8% en el arranque del año respecto al cierre de 2017 en el archipiélago, también por debajo de la evolución nacional, del 1,4%.

Y con ésta, el sector inmobiliario canario acumula también nueve subidas ininterrumpidas respecto a los trimestres anteriores.

La inflación de la vivienda responde al aumento de la demanda de estos inmuebles: en el primer trimestre de 2018 la compraventa de viviendas aumentó un 18,6% respecto al mismo periodo del pasado año, hasta contabilizarse 6.373 transacciones en esta comunidad, también según los datos del INE.

Prácticamente la mitad de estas adquisiciones se está materializando con pagos en efectivo, de lo que se deduce que gran parte de las compras responden a inversores que han visto en el sector del ladrillo una nueva oportunidad para hacer negocio.

Es lo que trascienda al cruzar los datos totales de compraventas de viviendas con los de las hipotecas materializadas en las islas durante un mismo periodo: en el primer trimestre del año se inscribieron 3.230 préstamos para la adquisición de una casa en los registros de la propiedad del archipiélago.

Esto significa que el 49,3% de las casi 6.400 operaciones de compraventa se cerraron en los tres primeros meses de este año sin necesidad de recurrir a un préstamo hipotecario.

La concesión de créditos para la vivienda, de hecho, avanza a un ritmo muy inferior al del conjunto de las compras: la firma de hipotecas ha aumentado menos de un 8% entre enero y marzo respecto al mismo periodo del pasado año, frente al 18,6% del aumento del total de las operaciones.

Alquiler. Un tercer factor elemento se suma en una ecuación cuyo resultado es el encarecimiento progresivo de los precios de las viviendas en Canarias: la rentabilidad bruta media del alquiler de inmuebles residenciales en Canarias se ha situado en marzo el 5,7%, según el último informe de Servihabitat.

La directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, aseguró ayer a la agencia Efe que los precios de la vivienda siguen subiendo a un ritmo intenso como consecuencia de la recuperación que vive el sector, impulsado por la mejora de la economía y los bajos tipos de interés. No obstante, considera que «la amenaza de una burbuja inmobiliaria aún está lejos, y los niveles de actividad, concesión de hipotecas e incluso precios son muy inferiores a los del ciclo anterior».