El millón de turistas extra llegó en compañías ‘low cost’

22/01/2018

El millón de turistas que Canarias ganó en 2017, y que permitió alcanzar los 16 millones de visitantes, viajó hasta las islas con una aerolínea de bajo coste. Las low cost elevaron un 20% su cuota de mercado, hasta llegar a los 6,1 millones de llegadas en sus rutas internacionales. Las tradicionales perdieron un 0,6% de pasajeros, algo que no sucedía desde 2012.

El modelo aéreo del bajo coste, el mismo que se cobró en 2017 dos víctimas en Europa (Niki y Monarch Airlines) sigue ganando peso en Canarias. En 2017, las aerolíneas low cost, con Ryanair a la cabeza, trajeron hasta las islas a 6.142.263 turistas extranjeros. Fueron 1.024.000 viajeros internacionales más que en 2016 (+20%), prácticamente la cifra de turistas internacionales que el archipiélago ganó el pasado año.

Frente a esta consolidación de los vuelos baratos como medio para llegar al destino isleño, las aerolíneas tradicionales perdieron cuota de mercado, algo que no sucedía desde 2012. A bordo de los aviones de las compañías que tratan de desmarcarse de la estrategia low cost llegaron hasta las islas 8.260.722 pasajeros internacionales el pasado año, un 0,6% menos que en 2016.

Son apenas 50.000 los usuarios que han perdido las compañías tradicionales, pero lo realmente significativo es que el descenso se produce en un contexto de bonanza turística que ha permitido alcanzar en 2017 una cifra histórica de viajeros.

En 2012, la última vez que bajaron las visitas de turistas en Canarias respecto al año anterior, el descenso de los pasajeros de las compañías tradicionales fue del 1,5%, aunque el de las low cost fue aún mayor, de un 2,5%, un año después del extraordinario incremento de los desplazamientos a las Islas que produjo, en 2011, la Primavera Árabe.

Un lustro después, solo ha descendido el tráfico de las aerolíoneas tradicionales, en beneficio de las low cost lideradas por Ryanair. Esta compañía irlandesa trajo en sus aviones a 3,2 millones de pasajeros, una cifra que la consolida en las islas como la primera en pasajeros transportados nacionales e internacionales. El peso de esta aerolínea es especialmente relevante en Tenerife: en los dos aeropuertos de esta isla sumó casi 1,3 millones de llegadas. Ryanair transportó además hasta Gran Canaria a cerca de 750.000 viajeros; 811.000 a Lanzarote; y 412.000 a Fuerteventura.

También desempeñan un importante papel en la conectividad aérea internacional las low cost Vueling y Jet2. Cada una de estas compañías trajo hasta el archipiélago a un millón de turistas el pasado año. Le siguen Iberia Express (979156 llegadas); Norwegian (866.109), y Easyjet (707.293) como principales aerolíneas de bajo coste en las islas.