Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 23 de junio
La edad se ha convertido en un factor de discriminación de los trabajadores de más edad, según entienden los propios trabajadores. C7
El edadismo laboral discrimina al 61% de los parados canarios

Fenómeno al alza y que preocupa

El edadismo laboral discrimina al 61% de los parados canarios

El talento sénior, sobre todo los mayores de 50, son los más perjudicados por estas prácticas que discriminan a las personas por su edad. Las mujeres son las que más lo sufren

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 6 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 90% de los canarios considera que la discriminación por la edad, lo que se conoce con el término de edadismo, es una realidad existente en las empresas que buscan contratar o promocionar empleados. Asimismo, casi uno de cada dos trabajadores de la islas asegura haber sufrido esta situación de forma directa o bien, a través de alguien de su entorno.

Estas son las principales conclusiones que arroja el estudio 'El edadismo y su impacto en el mercado laboral', elaborado por Gi Group Holding, y en el que se analizan las causas de la discriminación laboral por edad, un fenómeno que va en aumento. Es el talento senior, sobre todos los mayores de 50 años, los que se ve más perjudicados por estas prácticas.

Los datos del desempleo ponen evidencia el problema en Canarias: de los 165.044 parados que había en las islas en marzo (hoy saldrán los datos de abril), el 61%, esto es, seis de cada diez, tienen más de 45 años. Además, el 45% del total de desempleados -74.202- llevan más de dos años sin trabajar, lo que se cataloga como 'parado de larga duración'. A más tiempo que pasa su reincorporación al mercado laboral es más complicada por falta de actualización.

Las mujeres sufren este fenómeno con mayor intensidad. En las islas, el 49% de las mujeres dice haberlo sufrido frente a un 8% de los hombres. En Canarias se da una diferencia sustancial respecto al resto del territorio en el edadismo por formación, mientras que el 69% de los canarios considera que la cualificación es clave en la discriminación laboral por edad, a nivel nacional la tasa baja hasta el 50%.

El edadismo no sólo es la exclusión laboral de la persona, sino también un desaprovechamiento del potencial que ofrecen en cuanto a conocimientos y experiencia en un mundo donde la longevidad es cada vez mayor.

Entre las causas que justifican esta discriminación, destaca principalmente, la percepción errónea que existe en la sociedad de hoy en día sobre lo que significa hacerse mayor. Sin embargo, para los trabajadores el hecho de cumplir años no es un impedimento para dejar de ser productivo.

Para Silvia Martínez, Corporate HR Manager en Gi Group Holding España, «debemos evitar caer en la trampa de etiquetar a las generaciones de manera generalizada, ya que cada individuo posee una realidad única y merece ser considerado en su totalidad. Desde las organizaciones tenemos el poder y el deber de dotar de herramientas para acompañar a todas las personas, y, por ende, a todas las generaciones, en su desarrollo. La diversidad generacional no sólo es una cuestión de inclusión, sino también de aprovechamiento de las distintas experiencias y habilidades que cada grupo aporta».

Para los empleados, la formación y la experiencia deberían ser la base para la contratación de personal, sin embargo, el 84% de los canarios pone de manifiesto la falta de inversión por parte de las empresas para reciclar a los perfiles senior que carecen de habilidades tecnológicas.

El 62% de los canarios cree que los trabajadores mayores de 45 años deciden opositar para conseguir un empleo estable hasta el momento de su jubilación.

La formación y la experiencia de una persona debería ser la base para la contratación de personal para el 63% de los trabajadores. Sin embargo, la mayoría de la población parece tener claro que existe una falta de apuesta por parte de las organizaciones para formar a los perfiles más seniors. Tal es así que, para un abrumador 83% de los españoles, las empresas no invierten lo suficiente en formación que permita reciclar a los perfiles senior que carecen de habilidades tecnológicas, cifra que en Canarias supone un 1% más.

Fórmulas para atajar el problema: curriculum ciego y bonificaciones

Bonificar la contratación de personas mayores de 45 años, seguida de la obligatoriedad de curriculums ciegos y los programas formativos para la recapacitación profesional son las tres fórmulas que los encuestados para la realización del informe 'El edadismo y su impacto en el mercado laboral', elaborado por Gi Group Holding, consideran prioritarias para acabar con el problema.

Según los resultados, para más de la mitad de los españoles, cuando las personas senior salen del mercado laboral encuentran mayores dificultades a la hora de volver a incorporarse, aunque un sorprendente 41,3% de los jóvenes entre 18 y 34 años opina que, en ocasiones, las personas mayores prefieren no volver a incorporarse al mundo laboral dado que cobran algún tipo de subsidio y tienen ahorros suficientes como para poder vivir.

Por otro lado, se consolida la creencia de que la edad de jubilación irá en aumento, según asegura más del 80% de los encuestados, aunque el 64% de la muestra opina que los perfiles de trabajo físicamente exigentes deberían tener la posibilidad de jubilarse antes.

Ante esta situación, son muchos los españoles seniors que buscan otras vías para conseguir un puesto de trabajo. Así, el 65,3% de encuestados cree que los mayores de 45 años ven en la Administración Pública una opción viable para conseguir un empleo estable hasta el momento de su jubilación, mientras que en Canarias desciende hasta el 62%.

Para María de Vicente, Corporate Key Account Manager de Gi Group Holding, «en el marco laboral, existe un problema de escasez de talento donde la entrada de juniors tiende a la baja y el número de jubilaciones en las empresas está aumentando, por lo que se está produciendo un desequilibrio entre la oferta y la demanda. La solución viable es la gestión del conocimiento interno».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios