Estación de servicio. / R. C.

El diésel supera ya al precio de la gasolina

Ambos combustibles recuperan las subidas a un día de que comience la bonificación de 20 céntimos de euro aprobada por el Gobierno

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

No solo suben los combustibles, sino que lo hacen de una forma inesperada y sorprendente para muchos conductores: los que tienen un vehículo diésel. Porque el precio de este combustible ha superado por primera vez desde la anterior crisis financiera, la que comenzó de 2008, al de la gasolina de 95. En concreto, el precio medio del diésel se ha situado en los 1,83 euros por litro frente a los 1,81 euros del otro tipo de combustible, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

Esta situación solo se ha dado una vez: en el verano de hace 14 años, con otra crisis energética que llevó al petróleo a su máximo histórico (cuando rozó los 140 dólares por barril de Brent) y llevó al diésel a superar a la gasolina durante cuatro meses, de mayo a septiembre de aquel año. Hay que recordar que el diésel cuenta con un gravamen en el Impuesto de Hidrocarburos menor al de la gasolina, la razón que explica esa diferencia que siempre suele ser ventajosa para el gasóleo en términos de precio.

Con estos últimos registros, ambos productos vuelven a elevar su precio una semana más, después de que la anterior se hubieran moderado en los máximos, tras 11 semanas consecutivas al alza, desde que comenzó el año. En concreto, el diésel se ha disparado más de un 2% en apenas una semana, mientras que la gasolina ha subido apenas 0,3% en ese mismo, aunque está por debajo del récord de mediados de marzo.

El incremento de combustibles llega justo un día antes de que se ponga en marcha una de las medidas estrella del Plan de Choque aprobado por el Gobierno para hacer frente a los efectos económicos de la guerra: la bonificación de 20 céntimos de euro por litro a partir de este mismo viernes para todos los conductores. Con los precios actuales, el diésel bajaría hasta los 1,63 euros y la gasolina se quedaría en el entorno de los 1,60 euros.

La escalada del diésel se ha ido generando a lo largo de las últimas semanas, y se ha visto agravado por la invasión rusa de Ucrania. Buena parte de este combustible que recibe Europa lo hace de Rusia. Las sanciones económicas y restricciones contra su presidente, Vladimir Putin, han tenisionado el mercado. Tanto es así, que incluso en el hipotético caso de que el bloqueo financiero se agravara, podría haber restricciones de llegada de diésel a las estaciones de servicio. De ahí el repunte de su precio en las gasolineras.

Tanto el diésel como la gasolina llevan semanas batiendo máximos históricos desde finales de enero, cuando rompieron el récord que había estado vigente durante más de nueve años, desde septiembre de 2012. Además, su pecio se ha ido disparando a raíz del conflicto en Ucrania.

Llenar un depósito de gasolina medio de 55 litros cuesta alrededor de 99,72 euros, unos 27 euros más que hace un año. Por otro lado, en el caso de repostar con gasóleo, asciende a unos 98,84 euros, unos 33,3 euros más que en la misma semana de 2021.

A pesar de estos niveles, el precio de la gasolina sin plomo de 95 está en España sigue estando debajo de la media de la Unión Europea, donde alcanza los 1,949 euros el litro; y de la zona euro, con un precio medio de 2,04 euros. En el caso del diésel ocurre algo similar, ya que el precio en la UE es de 1,939 y de 2 en la zona euro.

Este menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, a pesar de las subidas del IVA, mayores impuestos y gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.