Plataforma petrolífera. / r. c.

EE UU también se convierte en el primer proveedor de petróleo español

Las importaciones de crudo se disparan en abril un 25,3% desde ese país, que ya ocupa esa posición en el caso del gas tras la guerra en Ucrania

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La invasión rusa de Ucrania ha modificado por completo el puzle de abastecimientos energéticos de España, para asegurarse el suministro durante los próximos meses. Estados Unidos se ha situado en mayo como el primer proveedor de petróleo, al exportar 5,38 millones de toneladas, lo que supone un 25% más que en el mismo periodo del año pasado, según las estadísticas actualizadas por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En abril se importaron 38 tipos de crudo originarios de 18 países, siendo Estados Unidos, con 808.000 toneladas y el 15% del total, el principal suministrador de crudo a España en el mes, con un aumento del 332,3% interanual y representando las importaciones más elevadas procedentes de este país desde que se dispone de datos. Le siguieron Libia, con 695.000 toneladas y el 12,9% del total, con un aumento del 45,8% frente al mismo mes del año pasado; y Nigeria, con 644.000 toneladas y el 12% del total, que aumentó sus entregas un 26,0%.

Estos cambios en los proveedores van en paralelo a la crisis de precios que vive el mercado energético, con un petróleo cuya cotización se mantiene este martes en el entorno de los 119 dólares por barril. Mientras tanto, el prcio de la gasolina supera los 2,10 euros por litro, y el del diésel se aproxima a los dos euros por litro. Todo a la espera de la decisión del Gobierno sobre el plan anticrisis en lo relativo a la bonificación de los 20 céntimos de euro por litro repostado, en vigor desde el 1 de abril y hasta el 30 de junio.

Las importaciones de crudo de los países miembros de la OPEP crecieron en el mes un 34,7% frente a abril de 2021 y representaron el 46,2% del total.

Registraron ascensos interanuales las entradas de crudo de todos los países miembros, destacando Argelia con el mayor incremento interanual, con un crecimiento del 132,5% y suponiendo el 5,2% del total.

Por áreas geográficas, África, con un aumento del 43,8% frente al mismo mes del año pasado, fue la principal zona de abastecimiento en el mes, con el 37% del total. Le siguió América del Norte, con el 27,1% del total; Europa y Euroasia (14,7%), Oriente Medio (13,5%) y América Central y del Sur (7,8%).

En el caso del gas, con los datos de abril en la mano, Estados Unidos se había consolidado ya como primer proveedor en España. E incrementan sus exportaciones otros territorios cuya aportación era casi residual hasta hace dos meses, como Nigeria, Egipto o Catar, entre otros.

En concreto, el gas procedente de Estados Unidos representó en abril un 30,7% de todas las importaciones de este producto, que llega vía metaneros a alguna de las seis plantas regasificadoras en España. De media, en lo que va de año, la economía norteamericana está aportando un tercio del gas que consume España. Hasta hace un año, apenas inyectaba un 20%.

Por detrás se encuentran las importaciones desde Argelia, a través del gasoducto Mezgas, que une ese país con Almería. Supone un 23,4% del total en abril, una cuantía inferior a lo que representaba habitualmente este socio estratégico energéticamente hablando. Desde Argel llegaba el año pasado hasta un 40% del gas que necesitaba España. Pero el cierre del gasoducto que une ese territorio con Cádiz a través de Marruecos, cerrado desde noviembre de 2021, ha reducido un tercio las importaciones de este proveedor.