Borrar
Los representantes de Usca, ayer en la rueda de prensa. El portavoz del colectivo en Canarias, José Feliú, a la derecha. ARCADIO SUÁREZ

Los controladores dicen que privatizar las torres de los aeropuertos deriva en una caída del tráfico

El colectivo, integrado en Usca, confía en que las torres de Gran Canaria, Tenerife Norte y Tenerife Sur sigan en manos del gestor público Enaire. CC y el PP «lucharán» por ello

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 5 de octubre 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La privatización de las torres de control de los aeropuertos se salda, entre otras consecuencias, con un descenso en el número de los movimientos de las terminales. Así lo indicaron ayer los responsables del sindicato que integra a los controladores aéreos, Usca, en un encuentro con los medios en el marco de la celebración de su 35º congreso anual y que este año se celebra en las islas como forma de expresar el rechazo a que se privaticen las torres de Tenerife Norte, Tenerife Sur y Gran Canaria. Estas son las únicas que siguen hoy en manos públicas en Canarias a través de la empresa Enaire pero están incluidas en una orden ministerial para su privatización. El proceso está por ahora 'en el aire' pero se teme que pueda avanzar en los próximos meses, cuando haya un nuevo Gobierno en España.

Como apuntó el portavoz de Usca en Canarias, José Feliu, la privatización deriva en un menor tráfico y «menos movimientos a la hora» en aeropuertos como Lanzarote y Fuerteventura. En aquellos aeródromos con el sistema Afis -que definieron como «un escalón menos en la privatización»- como la Gomera y El Hierro (los fines de semana), la situación empeora.

9 MESES DE HUELGA Y SIGUE

  • Convenio Los controladores llevan nueve meses de huelga en las torres de Saerco (Lanzarote, Fuerteventura y La Palma).

  • Acuerdo Han llegado a acuerdo en el convenio con la otra empresa que gestiona torres, Skyway pero no con Saerco.

  • Salarios Denuncian recortes salariales de un 30%, presiones, escasa formación y condiciones de trabajo precarias.

  • Impacto La huelga va a seguir aunque el impacto es reducido porque se han fijado unos servicios mínimos del 100%.

Como explicaron desde Usca, se trata de un controlador que solo da información de los vuelos y tiene escasa capacidad de gestión. «Esto supone que en la última parte de un vuelo es el piloto el que tiene la responsabilidad de comunicarse. Es como si fuera una avioneta», indicó Feliú. Según señaló, en los aeropuertos con sistema Afis se imponen «más restricciones» a los vuelos como el que no haya dos aviones Binter volando a la vez. «Esto limita la capacidad de que vuelen. Ha habido casos en que un Binter llega a El Hierro y si hay otro avión volando, el del aire se tiene que mantener y se han dado casos de estar más de 15 minutos a la espera de que salga y haya una distancia», indicó.

«La diferencia fundamental es que si un controlador ve que hay dos aviones a los que les va a pasar algo toma medidas y los separa. El Afis no puede hacer esto», indicaron, al tiempo que apuntaron que hay aerolíneas que no operan en aeropuertos Afis.

Los controladores señalaron que es muy reducido el número de torres privatizadas en Europa. Según dijeron, ni en Italia, Portugal o Francia existen. En el Reino Unido se privatizó la torre del aeropuerto de Gatwik y ahora ha vuelto a manos públicas. «Ni siquiera en Estados Unidos, que todo es privatizar, se permite la privatización en las torres donde hay vuelos comerciales», indicaron. En el caso de Noruega, donde la principal empresa privada de las torres de control españolas, Saerco, gestiona algún aeropuerto, se trata de aeródromos pequeños y donde no hay vuelos comerciales. «Lo más grave de todo es que la privatización en España se hace por dinero», indicaron los controladores, que criticaron que el ahorro de los costes anunciado por Enaire no se ha traducido en una rebaja de las tasas que pagan los viajeros ni a la mejora de las infraestructuras de los aeropuertos sino al beneficio de «accionistas y fondos buitre». «Para el consumidor no es más barato. Con la privatización solo se antepone la seguridad al beneficio», indicaron los controladores.

El colectivo confía en que en España suceda como en Gatwick y se revierta la situación, volviendo las torres privatizadas a ser públicas de nuevo. Para ello, Usca cuenta en Canarias con el apoyo de los represenantes de CC y del PP, que en el congreso y a través de la palabra dada por Cristina Valido y Jimena Delgado, se han comprometido a luchar para evitar que la privatización llegue a los tres grandes aeropuertos de las islas, en Gran Canaria y Tenerife.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios