Febrero deja un nuevo descenso de las ventas de casi un 50% en Canarias. / JUAN CARLOS ALONSO

Los concesionarios canarios temen por su futuro y el de 7.000 empleos

Fredica y Faconauto alertan de que su músculo financiero se está debilitando por el desplome de las ventas y piden medidas, entre ellas, un Plan Renove de ayudas a la compra para estimular la demanda

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El sector del automóvil advirtió ayer, tras conocer el nuevo desplome de las ventas en febrero, del momento «complicado» que atraviesa y que pone en riesgo la continuidad de las empresas y del los 7.000 empleos que genera. Las dos patronales del sector de Canarias, Fredica y Faconauto, reconocieron que la situación empieza a ser insostenible y alertaron del debilitamiento del músculo financiero de podría derivar en la quiebra de concesionarios si las ventas continúan a la baja y no se toman medidas.

En febrero las ventas de turismos y todoterrenos descendieron un 46%, con 2.007 unidades vendidas frente a las 3.725 de un año antes. El recorte se suma al registrado en enero, de un 60% y al acumulado a lo largo de todo 2020, cuando se dejaron de vender casi 30.000 unidades de turismos y todoterrenos (-48%).

«Estamos atravesando un momento muy complicado. En los dos primeros meses ya acumulamos la misma caída que durante todo el 2020. El músculo financiero de nuestras empresas empieza a debilitarse y nos preocupa la empleabilidad de nuestro sector», declaró el presidente de Faconauto Canarias, Manuel Sánchez, tras conocer los datos de febrero.

«El sector ha comenzado uno de los peores años de su historia». Afirmó el presidente de la Federación de Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica), Rafael Pombriego, quien recordó que al parón de las ventas generado por la crisis de la pandemia de la Covid-19 se ha unido el incremento de los precios motivado por el cambio operado en el impuesto especial de matriculación, tras la plena aplicación de la normativa WLTP sobre medición de emisiones, que finalmente no fue actualizada, como había solicitado reiteradamente el sector a fin de evitar este incremento.

En el mismo sentido se expresó Sánchez, que ayer lamentó que el Gobierno de España «desoyera» las reivindicaciones del sector y finalmente subiera el Impuesto de Matriculación, encareciendo los vehículos hasta en 800 euros. Tanto Faconauto como Fredica abogan, en este momento y sin dilación, por poner en marcha un plan Renove de ayudas a la compra de vehículos, para estimular la demanda. La ministra de Industria, Reyes Maroto, ya lo ha anunciado. «Esperemos que cuando se haga sea más operativo y atractivo que el de 2020 que no tiró de las ventas como se esperaba y que apenas se ejecutó el 20% del presupuesto asignado», señala Pombriego.

Sánchez confía en que den resultados las negociaciones que la patronal canaria del motor mantiene con el Gobierno de Canarias para poner en marcha un Plan Renove regional, «que ayude a amortiguar el duro año que se avecina».

Desde Fredica, además de un plan Renove se pide al Ejecutivo regional que apruebe una reducción de los tipos incrementados del IGIC que se aplican en Canarias a los vehículos de uso particular. Para Pombriego «sería importante poner en práctica esta medida, aunque sea con carácter temporal de dos años».

Canarias lidera la caída de las matriculaciones en España

Las matriculaciones volvieron a caer con fuerza en Canarias en febrero, tras un año 2020 de descensos ininterrumpidos. En las islas se vendieron el mes pasado 2.007 unidades -1.307 turismos y 700 todoterrenos. frente a las 3.725 -2.510 turismos y 1.215 todoterrenos- de febrero de 2020.

Canarias fue, con el 46% de descenso, la cuarta región española con mayor hundimiento de las ventas. Solo la superaron Baleares, La Rioja y Extremadura.

En las islas, el parón turístico y el contagio que sufre casi toda la economías de las islas, unido a los ERTE y al desempleo, explican la escasa demanda.

Por tipo de vehículo, descendieron todas las modalidades, salvo los comerciales ligeros que repuntaron un 2%, lo que pone en evidencia la crisis que atraviesa la economía canaria en su conjunto. La venta de industriales medios cayó un 28,34%; un 14% bajó el de los industriales; un 78% las guaguas; un 11% las motocicletas; un 42% los ciclomotores y casi un 17% los especiales.

Si se tiene en cuenta todas las tipologías de vehículos, el mercado descendió un 36%, hasta las 3.312 unidades y frente a las 5.210 de un año antes.

En un análisis de los canales de venta, el sector de los 'rent a car' es el que más cae en las matriculaciones de turismos y todoterrenos. En febrero, el sector alquilador adquirió 85 entre turismos y todoterrenos frente a los 778 de un año antes (-89%).

Los particulares compraron 1.318 unidades frente las 2.035 de 2020. El canal registró una caíd aa del 35%.