CC OO y UGT llaman a luchar por quienes «han mantenido el latido de España»

Los secretarios generales de CC OO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, han llamado este viernes a luchar por una mejora de las condiciones laborales precarias de «muchos de los profesionales que han mantenido el latido del país».

EFE / MADRID

Durante la rueda de prensa con motivo de la celebración del Primero de Mayo, por primera vez de manera virtual debido al confinamiento, los líderes de ambos sindicatos han hecho un llamamiento a la sociedad española que cada día aplaude desde el balcón a los profesionales de los servicios esenciales.

"En el futuro hay que poner hilo a la aguja", ha dicho Sordo, quien ha recordado que muchos de estos trabajadores esenciales "tienen salarios bajísimos", trabajan con jornadas parciales y con elevadas tasas de temporalidad, y eso "no se puede permitir".

El líder de UGT ha querido dedicar este Día del Trabajo a las personas que durante este largo periodo de tiempo han estado trabajando arriesgando su salud y su vida, y ha dejado claro que "de esta pandemia hay que salir con servicios públicos más fuertes y pensados para dar respuesta a las necesidades de ciudadanos".

En este sentido, ha citado al personal del sector agroalimentario, transporte, comercio, servicios funerarios, sanitarios o limpieza, y ha dejado claro que "tendremos que hablar de estas personas, de sus condiciones de trabajo, que han pasado invisibles" y que en muchas ocasiones apenas perciben el salario mínimo.

Sordo, además, ha pedido que, tras la vuelta a la normalidad, el Gobierno debe llevar a cabo una auditoría sobre cómo han funcionado los servicios esenciales sociosanitarios, y le ha pedido que tome las medidas pertinentes "sin que le tiemble el pulso".

"No se puede salir de esta crisis con recortes, sino con ofertas públicas de empleo (OPE) y estabilizando las plantillas públicas", ha reclamado Sordo, quien ve urgente mejorar el servicio a los ciudadanos en sectores esenciales, como los sanitarios, pero también en otros como la gestión de las prestaciones que lleva a cabo el servicio público de empleo.

Ambos han puesto en valor las medidas adoptadas por mantener el empleo y las empresas, que ha evitado una destrucción de millones de puestos de trabajo, y han confiado en que se alcance un acuerdo para que los ERTE sigan funcionando tras el fin del estado de alarma y hasta la vuelta total a la actividad.

Protección social.

Han reconocido el esfuerzo realizado en la protección de las personas, con prestaciones por desempleo extraordinarias, cese de actividad para autónomos o subsidios para empleadas del hogar adoptados por el Gobierno.

No obstante, han recordado que hay colectivos, como aquellos que trabajaban en la economía sumergida, que se han quedado sin ningún ingreso y sin la posibilidad de obtenerlo con la parálisis de la economía, por lo que han pedido que se concrete una red de protección social.

El líder de UGT ha instado al Gobierno a que ponga en marcha un ingreso mínimo vital extraordinario a la espera de que se apruebe uno definitivo.

A su juicio, no es concebible que "un país como el nuestro, con tantos recursos en mano de unos pocos, no pueda pagar ese mínimo vital y haya personas haciendo cola en bancos de alimentos y parroquias".