La Consejería de Turismo inicia su promoción en Alemania y de allí la llevará a otras siete ciudades europeas a principios de octubre. / CARRASCO

Canarias trata de aprovechar la crisis del gas en Europa para atraer turistas este invierno

Las reservas turísticas siguen hoy un 25% por debajo de 2019. El sector anticipa un «buen invierno» aunque no se llegará al nivel precovid debido a la recesión en Europa

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias se lanzará de lleno a Europa en las próximas semanas y pondrá en marcha campañas de promoción en ocho mercados emisores: Alemania, Reino Unido, Alemania, Italia, Países Bajos, Noruega, Suecia y Finlandia al fin de atraer el mayor número de turistas a las islas aprovechando los altos precios de la energía y la previsible carencia de gas este invierno.

La campaña irá dirigida a distintos segmentos, como los mayores de 55 años, y en ella se presentará a las islas como «el mejor refugio». «Es una ventana de oportunidad para las islas», indicó ayer la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, que considera que el archipiélago es el lugar idóneo para aquellos que quieren huir del frío, ganar en salud y ahorrar dinero en los meses invernales.

Un análisis rápido de los datos de los precios de la luz en estos países da cuenta de que viajar a las islas es una opción de ahorro: en Alemania, por poner un ejemplo, el megavatio hora se ha disparado y pasado de unos 30 euros en diciembre del 2021 a 650 euros en agosto y la previsión es que en 2023 se superen los 1.000 euros.

La inflación que se prevé en algunos países y que podría llegar a ser incluso de un 18%-20%, como en el Reino Unido, y sobre unos precios mucho más elevados que las islas explican la estrategia del Gobierno de Canarias. Con esta campaña, que se llevará a cabo en Europa y la península, se busca animar la temporada de invierno de Canarias que llega envuelva en una gran incertidumbre.

Las reservas son un 25% inferiores a 2019

Por ahora las reservas turísticas en invierno para el archipiélago son un 25% inferiores al año 2019, según indican fuentes próximas. El dato es positivo teniendo en cuenta que, desde la covid, los hábitos han cambiado y ahora el turista reserva con menor tiempo de antelación.

En las próximas semanas y, según evolucione la coyuntura, esas cifras podrían ir al alza o a la baja.

Las aerolíneas son optimistas y de hecho han mejorado sus previsiones de plazas. La conectividad aérea para el invierno es hoy un 31% superior a 2019, según los datos que maneja la Consejería de Turismo. Se prevén 7,1 millones de plazas con el invierno, lo que supone 1,7 más que en 2019. Con Alemania el aumento es de un 31,7%, en 423.364 asientos,

Estas previsiones se ajustarán en función de la evolución del mercado en los próximos meses.

En cualquier caso, el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, José María Mañaricua, indicó ayer que el invierno «será bueno» en Canarias aunque no se llegará a los niveles del año 2019. «La recesión en Europa, la crisis energética y la subida de costes va a afectar a la renta de las familias y su disponibilidad de dinero. Por mucho que digan la gente viajará en menor número», aseguró.

La recuperación al nivel precovid no llegará hasta 2024

Mañaricua aplaudió la campaña puesta en marcha por la Consejería de Turismo aunque advirtió de que la decisión de viajar dependerá en última instancia de la disponibilidad de renta de los turistas. «La campaña de promoción está muy bien y ayudará pero, tal y como está la situación, algunos podrán viajar y otros, no», manifestó.

Según señaló, nunca que ha habido una crisis en Europa que haya beneficiado a Canarias. «En 2009 caímos al suelo. Suelo hemos estado llenos cuando cerró el Mediterráneo», indicó Mañaricua, que considera que hasta 2024 Canarias no recuperará los niveles de turismo de 2019.

En lo que llevamos de año, con datos de julio, Canarias sigue con un 10% menos de turismo que en 2019. Las islas han recibido 755.000 turistas extranjeros menos que antes del covid.