Nadia Calviño departe con los asistentes este jueves a la reunión del Eurogrupo. / Reuters

Calviño espera para julio el aval decisivo de la UE al plan español

La vicepresidenta sondea ya el ambiente con sus colegas en Luxemburgo y subraya que «no tengo indicación de que vaya a haber problemas»

SALVADOR ARROYO Bruselas

Entusiasmo en el tono y contención en las formas. La vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, se sumaba ayer en Luxemburgo a la reunión de ministros europeos de Economía y Finanzas con la resaca de la evaluación positiva que la Comisión Europea ha dado al plan de inversiones y reformas. El 'ok' con nota al proyecto español, que aspira a conseguir 69.500 millones de euros en subsidios, pasa ahora al siguiente nivel; el decisivo. Ha de ser validado por todos los responsables económicos de la UE. Los colegas de la ministra tienen que dar su visto bueno para que el dinero comience a fluir en agosto.

Y aquí Calviño no alberga dudas: espera un aval sin obstáculos. «No tengo ninguna indicación de que vaya a haber algún problema para su aprobación en el próximo Ecofin de julio», dijo. Ese consejo de ministros, similar al que se celebra este viernes en el Gran Ducado, se realizará ya bajo presidencia Eslovena, el país que cogerá el testigo a Portugal.

Los Veintisiete disponen de cuatro semanas para dar luz verde a los planes nacionales que cuenten con la evaluación favorable de Bruselas. Además del de España, ya la han conseguido los proyectos de Portugal (16.600 millones), Grecia (30.500 millones), Dinamarca (1.500 millones) y desde hoy, también Luxemburgo (93 millones). Así que, en principio, todos ellos tendrán que pasar la inminente reválida.

La Comisión informó este jueces del estado de situación. Pero no se esperaban explicaciones específicas adicionales sobre las distintas propuestas. Calviño, antes de participar en la primera reunión (la del Eurogrupo) no quiso precisar si en los contactos que ya ha mantenido (y mantendrá) con el resto de ministros tendrá que aclarar dudas. «Tenemos encuentros constantes. Estoy segura de que en estos dos días tendremos ocasión de hablar con el resto de ministros para tomar el pulso de la situación». Pero insistió en que no espera trabas a «la aprobación de los planes de recuperación» en la cita de julio.

Si se completa con éxito este último requisito (lo que se identificó como 'freno de emergencia' en el acuerdo que sentó las bases para el fondo europeo, suscrito por los líderes hace un año) España percibiría de entrada un 13% en concepto de anticipo (9.000 millones de euros) y 10.000 más antes de que concluya el año.

El segundo tramo de las ayudas llegaría en el arranque de 2022 si se han cumplido una serie de hitos comprometidos en el propio plan, siendo la reforma del mercado de trabajo la más acuciante –en negociación desde hace meses con los agentes sociales–. «El objetivo es conseguir ese nuevo marco de normas laborales al final de este 2021», indicó la vicepresidenta económica señalando ademas que esta reforma es «la más urgente desde el punto de vista estructural».

En este sentido, y preguntada por si existe preocupación por el hecho de que las negociaciones con los agentes sociales no lleguen a tiempo para desbloquear el segundo tramo de ayudas en primavera de 2022, la vicepresidenta de Asuntos Económicos ha contestado que la reforma laboral es «sin duda una de las más urgentes desde el punto de vista estructural» y ha reiterado que el objetivo del Gobierno es «llegar a ese nuevo marco normas laborales al final de 2021».