El Black Friday activa las ventas del comercio y lanza un rayo de luz a la campaña navideña

cober

El Black Friday activa las ventas del comercio y lanza un rayo de luz a la campaña navideña

Las principales áreas comerciales de las islas registran público y ventas, si bien se prevé un caída superior al 5%

SILVIA FERNÁNDEZ las palmas de gran canaria.

Los centros y principales calles comerciales del archipiélago recuperaron ayer el pulso, tras nueve meses de parón, gracias al Black Friday. Desde primera hora de la mañana empezaron a registrar un elevado volumen de público, que acudía ante el reclamo de los grandes descuentos y promociones puestas en marcha por los comercios para animar un consumo que en estos meses de pandemia estaba prácticamente había muerto. Así, en algunos centros comerciales se llegaron a registrar atascos en horas punta, aunque no tuvieron la misma intensidad que los de ediciones del Black Friday anteriores.

La crisis que ha generado la pandemia y que ha provocado despidos y cierre de empresas, la incertidumbre sobre el futuro laboral de muchos canarios afectados por ERTE, el temor a la enfermedad y a lo que puede deparar en 2021 reducirá este año las ventas del Black Friday, al menos en las tiendas físicas. Las previsiones apuntan a que el descenso será superior al 5%, si bien ayer nadie se atrevía a dar datos a la espera de que concluya la promoción el próximo lunes.

«No es el Black Friday de otros años pero sí responde al perfil de un arranque de Navidad», señalaba el secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina, quien apunta que este año el viernes negro será menos intenso porque la promoción se ha extendido a lo largo de una semana entera en muchos comercios para evitar aglomeraciones. «Muchos comercios empezaron el lunes con los descuentos y desde ese día se notó mayor afluencia y se ha mantenido toda la semana. Hoy (por ayer) habrá más», indicaba Medina, quien recuerda que este año el Black Friday en Gran Canaria llegará hasta el domingo incluido, puesto que es día de apertura comercial en la isla.

La presidenta de la Asociación de Empresarios de Mesa y López, Pepi Peinado, aseguraba que la reactivación del consumo con el Black Friday invita al optimismo de cara a la Navidad aunque no se atrevió a dar datos a la espera del cierre de la promoción. «Quedan dos días y todo puede cambiar», indica Peinado, quien destacó que ayer «se volvían a ver bolsas» en la calle. «En estos meses hemos visto gente en la calle y en algún comercio pero no se veían bolsas, si se vuelven a ver es señal de que hay compra», manifiesta.

El presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme), Juan José Socas, destacaba que, aunque se notaba ayer más movimiento en la calle «el dinero que se gasta no es el mismo que el del año pasado». «Creemos que las ventas serán menores», señaló.

La mayoría de los que acudieron ayer a comprar lo hacían para adelantar los regalos de Navidad y acogerse a los descuentos del Black Friday. Muchos de ellos tenían ya mirado lo que iban a comprar e iban a tira hecho.

La compra de regalos impulsó el sector del textil y el calzado, que lleva meses sin apenas movimiento a consecuencia del teletrabajo y la ausencia de fiestas. El sector de la moda es, precisamente, uno de los más castigados por la pandemia y uno de los que más se ha animado en el Black Friday.

En diciembre se comprobará que porcentaje de compras del Black Friday son ventas que dejarán de hacerse en Navidad. «Hasta que no pasen todas las Navidades y hagamos balance del total de la campaña no se podrán dar datos del impacto de la pandemia sobre el sector comercial», asegura el secretario general de Asodiscan.