Binter amplía a 42 sus vuelos entre islas

25/05/2020

Binter aumentará desde este miércoles o jueves sus operaciones de 32 a 42 los vuelos diarios entre las islas, con la previsión de llegar hasta 60 en junio, y espera que se levante la orden que limita la ocupación de sus aviones al 50 %, aunque reservará un espacio especial para las personas vulnerables al contagio de la covid-19.

El consejero de Transporte del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis (PSOE), ha informado de que solicitará al Ministerio de Sanidad que se suspenda esa restricción de aforo en los aviones que operan entre islas en una rueda de prensa, en la que el coordinador de Binter, Juan Ramsden, ha anunciado los nuevos vuelos previstos.

Franquis y Ramsden han dado a conocer estas novedades en el transporte aéreo tras la reunión que han mantenido con miembros del comité científico de la comunidad autónoma, cuyo portavoz, Lluis Serra, ha explicado las normas de higiene y seguridad para volar de forma segura, conforme a lo establecido por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, la UE, y los miembros del comité.

Serra ha indicado que la reserva especial de plazas para las personas más vulnerables a contagiarse de coronavirus ha sido una propuesta del comité, para lograr mayor seguridad en los vuelos.

El coordinador de Binter ha indicado que los 42 vuelos se podrán efectuar con la incorporación de un avión más, que, según ha indicado Franquis, recuperará la conexión entre Fuerteventura y Tenerife Norte y aumentará un vuelo diario en el resto de rutas que mantiene en activo desde la declaración del estado de alarma.

Para los 60 vuelos previstos para junio (cuando se espera que se levante la restricción del 50 %) operarán seis aeronaves, ha indicado Ramsden, quien ha apuntado que en todos los aviones de la flota se reservarán entre 6 y 8 plazas de las últimas filas, que dispondrán de más espacio para las personas vulnerables a la Covid-19, si bien variará en función de la demanda.

Ramsden ha avanzado que los vuelos interinsulares irán aumentando progresivamente, a medida que se recupere la economía, pero que "lamentablemente", según las previsiones de la compañía, hasta después de final de año no cree que puedan volver a operar los 200 que diariamente conectaban las islas antes de la pandemia.

La compañía tiene su flota y su personal "listo" para volar pero "dependerá de la situación médica", ha comentado el coordinador de Binter, a lo que Serra ha añadido que la previsión es que se produzca una segunda oleada de la pandemia a final de año.

Así mismo, Ramsden ha asegurado que los aviones y el personal de Binter han estado trabajando desde hace varias semanas con los borradores de los protocolos de seguridad sanitaria, por lo que ha insistido en que "están listos" para esta "cierta normalización", que esperan que sea "lo menos traumática posible" para el viajero.

Ha indicado que la compañía desinfectará los aviones en cada escala para que lo que toque el pasajero que se suba esté desinfectado y pueda viajar "tranquilo".

Franquis ha indicado que en la comunidad balear ya no existe la limitación del 50 % en los vuelos interinsulares y que con las medidas que se establecerán es preciso trasladar al ciudadano que se "puede subir al avión con absolutas garantías".

El turismo es el sector económico más importante en Canarias, pero también lo es el transporte aéreo, ha recalcado el consejero, que ha abundado en que es fundamental que se asocie la imagen de Canarias con la de seguridad sanitaria.

Franquis se ha mostrado optimista de cara a la recuperación económica pero es fundamental que se recupere la movilidad aérea, por lo que ha confiado en que en la fase 3 de la desescalada no se pongan limitaciones en ese aspecto dentro de la comunidad autónoma.

Así mismo, ha dicho que espera todas las islas puedan entrar a la vez en la fase, aunque dependerá de la situación sanitaria.

El consejero ha asegurado también que si hay demanda no habrá problemas de vuelos entre las islas, para lo que Binter iría aumentando la operatividad de sus aviones, de dos en dos, hasta los 20 que volaban hace tres meses, según ha indicado Ramsden.

Franquis además ha señalado que se quiere recuperar la conectividad aérea con la península y con el resto de Europa y del mundo, pero con "todas las garantías" y que para eso se están preparando.

Ha considerado que en este proceso es "clave" que en la UE se cuente con las mismas obligaciones y que el Gobierno de España defienda la propuesta de Canarias para que se realicen test a los pasajeros en sus países de origen antes de emprender el viaje, algo que ha dicho que esperan tener "claro" en las próximas semanas, en las que "van a pelear para que así sea".