Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 13 de abril
La actual presidenta del BCE, Christine Lagarde, junto al expresidente del organismo Mario Draghi, en su homenaje de despedida del cargo. REUTERS
El BCE cumple 25 años marcados por la contención de la inflación y las crisis

El BCE cumple 25 años marcados por la contención de la inflación y las crisis

La entidad que nació como un experimento está de celebración en medio de las presiones para frenar los precios por debajo del 2%

Martes, 23 de mayo 2023, 23:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Banco Central Europeo (BCE) cumple 25 años marcados por la lucha contra la inflación y los esfuerzos para mantener la estabilidad financiera en la Eurozona. El organismo, que nació como un experimento para aplicar una política monetaria común a los países europeos, ha vivido varias etapas; de ilusión y consolidación, pero también de numerosas crisis (la financiera de 2007, la pandemia...). El Eurobanco, que trata ahora de doblegar la inflación disparada a consecuencia de la guerra en Ucrania, celebrará esta tarde un acto conmemorativo en su sede de Fráncfort, al que acudirán representantes de todos los países del euro.

Consolidación y llegada del euro

El Tratado de la Unión Europea de 1993 incluía la creación de una Unión Económica y Monetaria. Lo que al principio parecía un sueño inalcanzable, comenzó a materializarse gracias al trabajo preparatorio del Instituto Monetario Europeo, germen de lo que después sería el BCE. En 1998 se constituyó el Eurobanco, con la intención de ayudar a la transición al euro de once países –Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Finlandia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal–, que cedieron al organismo su soberanía en materia monetaria.

La idea original de una moneda europea común nació en la década de los sesenta, pero no se materializó hasta 2002 por diferencias políticas y económicas entre los Estados miembros. El euro buscaba impulsar la capacidad financiera y comercial dentro y fuera de la UE, agilizando el comercio transfronterizo y dando una estabilidad monetaria a la Eurozona.

Y 21 años después lo ha logrado. «El euro nos ha hecho más fuertes. Desde la adopción de la moneda única, hemos estado mejor equipados para afrontar las crisis», aseguró la presidenta del BCE, la francesa Christine Lagarde, a EL CORREO en el 20 aniversario de la moneda común. Al rededor de 341 millones de personas en 20 países la utilizan hoy en día, siendo la segunda moneda más usada en el mundo.

Crisis económica y gran recesión

La crisis financiera de 2007 supuso la primera gran prueba de fuego del BCE. La burbuja financiera estadounidense explotó con la caída de Lehman Brothers y, el por entonces presidente del BCE, Jean Claude Trichet, reaccionó subiendo los tipos hasta el 4,25% para combatir la inflación –entonces en el 4%–. Lo hizo en un contexto de debilidad económica y cuando la Reserva Federal estadounidense ya había comenzado a reducir los tipos de interés, ahogando a la economía europea. Hasta la fecha esta decisión esta considerada como el mayor error de la historia del BCE.

En 2008, finalmente, Trichet cedió a las voces –sobre todo del sur de la Eurozona–, que le pedían una rebaja de los tipos y anunció una reducción de 50 puntos básicos, hasta el 3,75%.

El rescate de Draghi

La crisis económica puso de manifiesto la debilidad de las deudas soberanas de algunos países del euro como Grecia, Italia y España. El BCE y los gobiernos diseñaron rescates y estímulos sin precedentes, pero los enormes desequilibrios en la Eurozona amenazaban con romper la unión monetaria. En 2012, con las primas de riesgo disparadas y sin señales aparentes de contenerse, el presidente del organismo, el italiano Mario Draghi pronunció su famosa frase: «El BCE está dispuesto a hacer lo que sea necesario para preservar el euro. Y créanme, será suficiente». La política de estímulos y la compra de deuda pública por parte del BCE hicieron el resto, logrando estabilizar la prima de riesgo y calmando los mercados.

La era Lagarde y la pandemia

La llegada a la presidencia del organismo de la francesa Christine Lagarde en noviembre de 2019 vaticinaba una continuación de la política acomodaticia de Draghi. Sin embargo, la pandemia del covid-19 supuso uno de los mayores 'shocks' económicos desde la Segunda Guerra Mundial. En marzo de 2020, el BCE anunció un estímulo de 870.000 millones de euros en compra de deuda pública y privada bajo su Programa de Compras de Emergencia Pandémica, que después ampliaría hasta los 1,85 billones.

El fin gradual de los estímulos, en julio de 2022, dio paso a las subidas de tipos. El BCE cerraba un ciclo y sacaba todo su armamento para contrarrestar la presión inflacionista a consecuencia de la invasión rusa en Ucrania. Los precios de la Eurozona llegaron a marcar un máximo histórico del 10,6 % en octubre. Los incrementos de tipos (hasta el 3,75% actual) han logrado doblegar la tasa al 7%. Con todo, las recientes turbulencias financieras ha llevado a la entidad a moderar esos incrementos, pero Lagarde ya ha avisado que el ciclo de subidas aún no ha acabado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios