El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. / Efe

Las líneas ICO cubrirán el 75% de las necesidades de las empresas

El gobernador del Banco de España asegura que los efectos económicos de la crisis serán «persistentes» y pide extender algunas medidas para los hogares y sectores más afectados

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

El programa de avales públicos del ICO de 140.000 millones de euros podrá cubrir cerca del 75% de las necesidades de financiación que tienen las empresas españolas como consecuencia de la crisis del coronavirus, según los cálculos del Banco de España. El gobernador de la institución, Pablo Hernández de Cos, los ha tildado de «cruciales» durante su intervención en la clausura del seminario organizado por la APIE y la UIMP en Santander.

Tanto esta medida como la flexibilización de los ERTE o el aplazamiento del pago de algunos impuestos para empresas con necesidades de liquidez han sido importantes para que compañías «viables» no hayan quebrado por el problema coyuntural de la crisis del coronavirus. Y el gobernador ha advertido sobre los efectos «persistentes» que tendrá la crisis en algunos sectores, por lo que pidió que algunas de las medidas aplicadas sobre los hogares y sectores más vulnerables se extiendan en el tiempo.

Aunque considera que estas medidas deberian «recalibrarse» periódicamente para concentrarse en las personas que más lo necesiten, favoreciendo así los ajustes estructurales necesarios y ajustándose al ritmo al que se produzca la recuperación.

El gobernador señala que muchas empresas saldrán de esta crisis con unos niveles de endeudamiento más elevados, y eso «puede lastrar la recuperación y ser una fuente de vulnerabilidad». Asegura que uno de los principales retos es «evitar que los recursos se queden anclados en empresas sin perspectivas de ser viables en el escenario que emerja tras la pandemia».

Extender los ERTE

En todo caso, apuntan a que la contracción del PIB de la economía española en el conjunto de este año será «muy sustancial, sin precedentes históricos recientes». La vicepresidenta Calviño habló de un rebote del 10% en el tercer trimestre pero Hernández de Cos es prudente porque aún quedan por ver los datos de afiliación a la Seguridad Social de agosto que se publican este miércoles.

Y sobre la prórroga de los ERTE por fuerza mayor, el gobernador asegura que «todo depende de los efectos de la crisis sobre cada sector» y, sobre todo, del grado de «transitoriedad» de esos efectos. En su opinión, si las consecuenc ias son transitorias y cuando haya una vacuna los niveles de actividad recuperan los niveles precrisis, defiende la extensión de los ERTE hasta ese momento. Sin embargo, lo difícil es valorar si habrá cambios estructurales en algunos ámbitos, donde la extensión de este mecanismo «podría impedir la reestructuración del sector». «Habrá que hacer un ajuste muy fino, incluso mes a mes», señala.