Ana Botín junto a Héctor Grisi, en una imagen de archivo. / R. C.

Relevo en el Santander: Héctor Grisi sustituye a Álvarez como consejero delegado

El hasta ahora CEO deja tras siete años el cargo, que será asumido a partir de 2023 por el ejecutivo de la filial mexicana del banco

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Cambio de calado en la cúpula del Banco Santander. El hasta ahora consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, será sustituido en el cargo por Héctor Grisi, actual consejero delegado de la filial del grupo Santander México y responsable de la región de Norteamérica a partir del 1 de enero de 2023. Así lo ha propuesto el consejo de administración «tras un riguroso proceso de sucesión llevado a cabo por la comisión de nombramientos», tal y como informa el banco.

Grisi sucederá a José Antonio Álvarez, que se incorporó al grupo en 2002. En 2004, fue nombrado director financiero y en 2015, consejero delegado. Tras el periodo de transición, Álvarez continuará en el consejo de administración como vicepresidente no ejecutivo.

La sucesión en este puesto ejecutivo, con la presidenta de la entidad Ana Botín al frente, llega apenas tres meses después de que Álvarez fuera refrendado en el cargo por la junta de accionistas de la entidad, en la que se definió un nuevo reparto de poderes entre la propia presidenta y el CEO, que desde entonces reporta directamente al consejo de administración, y no a la presidenta, como ha venido haciendo hasta entonces, tal y como solicitaba el BCE.

Botín ha expresado en un comunicado la «enorme contribución al banco» de Álvarez: «Bajo su liderazgo como consejero delegado, el grupo ha aumentado el número de clientes en casi 40 millones, mejorado todas las métricas de negocio y reforzado significativamente su capital. Estamos muy satisfechos de seguir contando con su experiencia y conocimiento en el consejo de administración». Además, ha expresado »estar encantada de que siga en el consejo como vicepresidente no ejecutivo y estoy segura de que continuará siendo clave para el crecimiento de Santander en los próximos años«.

La sucesión en la cúpula llega después de varios episodios en los que el Santander ha intentado llevar a cabo el relevo. En septiembre de 2018, el banco anunciaba que Álvarez iba a ser sustituido por Andrea Orcel, banquero italiano fichado por Botín. Sin embargo, apenas tres meses después de hacerlo público, el grupo decidió paralizar el fichaje alegando que no podía asumir la cuantía de su remuneración por ese movimiento. Orcel demandó a la entidad, aunque ésta alegaba que la carta de oferta no era un contrato válido. Sin embargo, un juzgado de Madrid ha rebajado de 68 a 51 millones de euros la indemnización que Banco Santander deberá pagar al banquero italiano Andrea Orcel por su fichaje fallido como consejero delegado de la entidad.

Desde entonces, los rumores sobre el relevo de José Antonio Álvarez han sido continuos. El banco mantenía abierto ese proceso de sucesión, aunque, indicaba, se trataba de una práctica habitual que se extiende también a otros directivos del grupo. «Es una obligación, una responsabilidad, si le pasa algo mañana [...] al consejero delegado o a mí, el consejo tiene que saber qué pasa», ha llegado a afirmar Ana Botín,

Tengo mucha confianza en Héctor. Acumula décadas de experiencia y un conocimiento profundo de nuestros mercados y nuestras líneas de negocio. Además, en estos años ha demostrado su liderazgo, trabajo en equipo y capacidad para crear valor para nuestros clientes y accionistas. Sus excelentes resultados como CEO de Santander México y responsable de Norteamérica hablan por sí mismos y son la mejor muestra de por qué el consejo le ha elegido para liderar el banco en esta nueva fase de crecimiento y transformación».

El nuevo consejero delegado, Héctor Grisi, se incorporó al Santander en 2015 como consejero delegado de Santander México. En 2019, fue nombrado responsable regional de Norteamérica, cuyos mercados principales son México y Estados Unidos. La trayectoria profesional de Grisi comenzó hace más de 35 años. Antes de incorporarse a Santander, trabajó durante 18 años en Credit Suisse, donde ocupó distintos puestos de responsabilidad, entre ellos, el de director de banca de inversión para México, América Central y el Caribe y más tarde director general y consejero delegado de Credit Suisse México. Estudió en México y Canadá, y es licenciado en Finanzas por la Universidad Iberoamericana.

José Antonio Álvarez ha afirmado que «ha sido un privilegio formar parte del equipo de Santander en los últimos 20 años» y que «en los próximos estos próximos meses voy a trabajar con Héctor para que la transición sea ordenada y a partir del año que viene seguiré apoyando el crecimiento y desarrollo del grupo como vicepresidente no ejecutivo.» Por su parte, Grisi ha querido «dar las gracias a José Antonio por todo lo que ha hecho por el banco a lo largo de su carrera y por todo el apoyo que me ha dado desde que me incorporé a Santander». »Estoy deseando empezar a trabajar con todo el equipo y no tengo ninguna duda de que contamos con la estrategia, el modelo de negocio y el talento necesarios para generar valor y desplegar todo nuestro potencial», ha indicado.