Un hombre guarda dinero ante una oficina de CaixaBank en Barcelona. / reuters

CaixaBank suprime las restricciones horarias en su servicio de caja

La entidad lanza un plan para mejorar la atención a los mayores y reforzará sus oficinas con 1.350 nuevos empleados

C. A. Madrid

CaixaBank lanza su iniciativa para completar el plan de choque que el sector financiero ha puesto en marcha con el objetivo de mejorar la atención a los mayores. La entidad ha presentado una decena de iniciativas entre las que destaca la eliminación de los límites en los horarios de su servicio de caja o un refuerzo de los asesores especializados en el colectivo sénior en sus oficinas.

«El anuncio nuestro firme compromiso con las personas mayores: vamos a ampliar las medidas del programa de atención que ya veníamos desarrollando, basadas en la especialización y en la relación personal», indica el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar. Y es que el colectivo es clave para la entidad, con más de cuatro millones de clientes y una cuota de mercado superior al 30% en pensiones domiciliadas.

Para todos ellos, la entidad ampliará a partir de marzo el horario en caja que hasta ahora tenía restringido a tres horas, entre las 08.00h y las 11.00h de la mañana. Asimismo, se potenciará el servicio de cita previa para favorecer la atención personalizada e individualizada en todos los tramos horarios, incluyendo las tardes en las más de 700 oficinas Store de la entidad.

Plantilla especializada

En paralelo, se refuerza la atención especializada y personal en oficinas, mediante el despliegue de la figura del consejero sénior. CaixaBank fue el primer banco en crear un equipo de empleados especialistas en el servicio a los mayores, con formación específica en gerontología y dedicados a ofrecer un acompañamiento basado en la cercanía, la confianza y el contacto de calidad.

Actualmente, la entidad financiera cuenta con 750 consejeros sénior, principalmente ubicados en las oficinas urbanas con mayor volumen de clientes mayores de 65 años. En un mes, se duplicará el tamaño de este equipo, hasta alcanzar los 1.500, cifra que se elevará a 2.000 el próximo año.

De forma paralela, y tras el proceso de ajuste vivido con la integración de Bankia, CaixaBank ha decidido reforzar sus sucursales con 1.350 empleados más, que ayudarán tanto a los clientes sénior como a los procedentes de Bankia a familiarizarse con los servicios y herramientas de CaixaBank.

En este punto, también se acompañará presencialmente en el uso del cajero a los mayores que lo necesiten con el fin de ayudarles a aprender su uso, lo que facilitará su utilización en cualquier momento, sin necesidad de que sea en el horario de apertura de oficina.

Asimismo, la entidad ha puesto en marcha un plan para que, antes de que acabe 2022, el 100% de sus cajeros automáticos ofrezcan a sus usuarios la posibilidad de operar con la libreta, que es el medio elegido mayoritariamente por los clientes sénior. Actualmente, más del 70% de la red de la entidad cuenta con esta funcionalidad, y se realizará la inversión necesaria para la adaptación del 30% restante durante este año, incluyendo la sustitución de 900 terminales, que serán de nueva adquisición.

Por otro lado, para facilitar la operativa con cajero a personas menos habituadas a su uso, CaixaBank ha lanzado la opción de utilizar el menú simplificado 'CaixaFácil', con un acceso directo a la operación más habitual del cliente, tipografía de mayor tamaño y diseño adaptados. Cualquier persona que así lo desee puede tener configurada esta modalidad por defecto, de forma que ésta se activará en cuanto introduzca su libreta o tarjeta.

Zonas rurales

En el ámbito rural, donde se concentra un alto porcentaje de personas de edad avanzada, CaixaBank está comprometida con el mantenimiento de su red en las localidades donde ahora está presente, incluidas las 420 poblaciones en las que actualmente es la única entidad que presta servicio y en las que casi el 80% de los usuarios son mayores de 60 años.

Asimismo, su red de oficinas es la mayor del país, con más de 4.600 sucursales presentes en más de 2.200 municipios. CaixaBank también cuenta con la mayor red de cajeros, con 13.008 terminales.

La entidad prevé que, a finales de este año, el 40% de sus oficinas estén situadas en poblaciones de menos de 10.000 habitantes. Para ello, además de las sucursales convencionales y las Store, dispone de diversos modelos, como, por ejemplo, las oficinas de un solo empleado. Para las poblaciones más pequeñas, también cuenta con las oficinas-ventanilla (dependientes de una oficina ubicada en una población cercana de mayor tamaño y con apertura algunos días a la semana) y con los ofibuses, que recorren las carreteras de 11 provincias para prestar servicio en municipios de Castilla y León, Comunidad Valenciana, La Rioja, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Andalucía.

Dentro de sus compromisos, la entidad también ha incluido su intención de ampliar a nuevas localidades el servicio que sus ofibuses prestan actualmente en 426 poblaciones en riesgo de exclusión financiera y en las que viven 250.000 personas, según el INE.

Actualmente, CaixaBank dispone de 17 oficinas móviles que se desplazan una media de 52.550 kilómetros al mes y que, en 2021, permitieron realizar un total de 220.000 operaciones a 20.000 usuarios, clientes y no clientes de la entidad. El 80% de la población que atienden tiene más de 60 años.