Sede de CaixaBank en Barcelona. / R. C.

CaixaBank gana 707 millones, un 21,9% más, pese a las provisiones por la guerra

La entidad constituye un fondo de 214 millones por el impacto que pueda provocar la crisis actual derivada de Ucrania

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

CaixaBank ha obtenido un beneficio atribuido 707 millones de euros el primer trimestre del año, un 21,9% más que en el mismo periodo del año pasado, aunque si se tiene en cuenta el impacto por la integración de Bankia, el resultado ha sido un 85,2% inferior en términos interanuales. El resultado atribuido del primer trimestre de 2021 había sido de 4.786 millones de euros una vez incorporados los efectos de la fusión, al generarse un fondo de comercio negativo de unos 4.300 millones. Las acciones de la entidad suben a estas horas un 0,5% en Bolsa.

La entidad ha constituido un fondo colectivo de 214 millones para reflejar el impacto estimado derivado del cambio de escenario macroeconómico ante el conflicto en Ucrania. «Aunque es muy difícil prever las consecuencias a corto, medio y largo plazo, hemos hecho la mejor estimación de impacto en familias y empresas», ha indicado el consejero delegado del grupo, Gonzalo Gortázar. «La guerra nos afecta por la subida de los precios de la energía y las materias primas y en la confianza inversor», ha indicado. «Esperemos que la guerra no marque el plan estratégico, pero sí está claro que marcará cambios profundos en la estrategia geopolítica y empresarial del mundo occidental», insiste Gortázar al recordar que CaixaBank presentará su plan estratégico a mediados de mayo.

Los ingresos 'core' de la entidad bancaria se sitúan en 2.761 millones de euros hasta marzo (-1,7%) y el margen de intereses se reduce hasta los 1.550 millones, un 5,4% menos respecto al mismo periodo de 2021 por el entorno de tipos de interés negativos y un 0,6% menor al trimestre anterior.

El consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, ha afirmado que, tras haber completado prácticamente el 90% de las integraciones de oficinas y de las salidas de empleados previstas, pueden focalizarse cada vez más en el crecimiento del negocio.

De hecho, el banco defiende que en estos meses ha consolidado su fortaleza comercial y financiera pese a la volatilidad de los mercados y la incertidumbre por la invasión de Ucrania «con una muy positiva evolución de la concesión de nuevo crédito y de captación de ahorro a largo plazo, especialmente, fondos de inversión y seguros».

Los ingresos por comisiones crecen un 2,9% hasta los 969 millones de euros y las comisiones bancarias recurrentes disminuyen un 3,3%, impactadas por la unificación de los programas de fidelización de clientes, entre otros.

Mientras, las comisiones por comercialización de seguros se incrementan un 2,3% y las asociadas a la gestión de productos de ahorro a largo plazo suben un 10,3%.

Los resultados de entidades valoradas por el método de la participación bajan un 43,1% tras la desinversión en la entidad austriaca Erste Bank y la no atribución de sus resultados con posterioridad al tercer trimestre de 2021, así como por la toma de control de Bankia Vida a finales de 2021 y su integración global desde enero de 2022.

En la cuenta proforma el banco destaca la reducción de los gastos de administración y amortización recurrentes del 4,3%, lo que refleja la captura de sinergias de costes derivados la fusión, mientras que los gastos de personal se han reducido un 5,3% y los gastos generales un 7,2%.

El crédito a la clientela se sitúa en los 353.404 millones de euros y los recursos de clientes en 619.892 millones «pese a la volatilidad de los mercados».

El saldo de crédito para la adquisición de vivienda (-0,8% en el trimestre) sigue marcado por la amortización de la cartera, y la nueva producción de hipotecas y crédito al consumo en España mejora un 14% y 18% interanual, respectivamente, donde la de hipotecas alcanza los 2.122 millones de euros.

El banco ha registrado una mejor evolución del crédito al consumo, el saldo ha crecido en tres meses un 0,6%, mientras que la financiación a empresas se incrementa un 0,8% y el crédito al sector público un 5,4%, y la formalización de créditos a pymes se incrementa un 22%.

CaixaBank destaca que ha mantenido contenida la tasa de morosidad, con una ratio del 3,5% hasta marzo, y una ratio de cobertura que sube del 63% al 65% por la caída de los dudosos, que se sitúan en 13.361 millones hasta marzo, 272 menos en el trimestre.

La ratio de capital Common Equity Tier 1 (CET1) se sitúa en el 13,4%, y la ratio MREL total proforma asciende al 26,5%, cumpliendo así con el nivel exigido para 2024.

La entidad realizó en abril dos emisiones de instrumentos de deuda senior non-preferred (SNP), una de 500 millones de libras esterlinas y otra de 1.000 millones de euros ya incluidas en esta visión proforma.

Los activos líquidos totales se sitúan en 171.202 millones de euros, con un crecimiento de 2.854 millones de euros en el trimestre, y el Liquidity Coverage Ratio del Grupo (LCR) a 31 de marzo de 2022 es del 315%.