Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 23 de febrero
Banco Santander gana 8.143 millones de euros hasta septiembre, nuevo récord histórico

Banco Santander gana 8.143 millones de euros hasta septiembre, nuevo récord histórico

El consejero delegado del grupo advierte de que su prórroga afectará a la economía cuando los tipos no estén tan altos y pide gravar beneficios y no los ingresos del sector

Miércoles, 25 de octubre 2023, 06:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las casualidades del calendario empresarial han querido que el consejeoro delegado del Banco Santander, Héctor Grisi, se haya tenido que pronunciar sobre la posibilidad de que un futuro Gobierno de coalición mantenga el impuesto extraordinario a la banca más allá de los dos años para los que inicialmente estaba pensado. Además de criticar la figura por considerarla «discriminatoria» contra la banca, como en otras ocasiones, Grisi ha anticipado que el impacto del gravamen será mucho mayor cuando los tipos de interés no estén en los niveles actuales o cuando la evolución económica no sea tan boyante como la de este año. «Afectará de manera importante», ha avisado.

El grupo ha pagado por este tributo 224 millones de euros este año. Y ya prevé que para el próximo ejercicio la factura fiscal vinculada a este gravamen «será similar» porque el nivel de ingresos no cambiará demasiado con respecto a este ejercicio. Pero Héctor Grisi ha insistido en que parte de su negativa al tributo se explica «porque grava los ingresos y no los beneficios». Y cuando esos ingresos del banco no sean los actuales, entonces se notará «en la concesión del crédito» y por extensión, en toda la economía. «Todos hemos conocido malos ciclos y si esto se grava con un impuesto como éste, es un punto muy importante reflexionar sobre cómo se inhibe el crédito» cuando esa etapa económica no sea alcista para la banca, ha anticipado.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha destacado esta misma mañana que los beneficios «realmente cuantiosos» conocidos este miércoles «de una entidad financiera», en referencia al Banco Santander, demuestran el acierto del impuesto a la banca. Además, ha apuntado que la intención es prorrogarlos, aunque antes los evaluarán por si necesitan «algún ajuste».

El Santander ha registrado su mejor resultado entre los meses de enero y septiembre de toda su historia al ganar 8.143 millones de euros en los nueve primeros meses de 2023, lo que supone un 11% más que en el mismo periodo del año pasado. La entidad ha visto impulsados sus ingresos sobre todo en Europa y en México. En el primer caso se ha visto claramente beneficiado por las subidas continuas de los tipos de interés, que han pasado del 0% al 4,5% desde el verano pasado hasta este momento.

De hecho, el beneficio atribuido alcanzó los 4.176 millones de euros en Europa, un 49% más, gracias al fuerte crecimiento en todos los mercados. En el caso concreto de España, ha mejorado sus resultados un 68%, hasta los 1.854 millones de euros, mientras que en Reino Unido subió el 12%, hasta los 1.243 millones de euros. El crecimiento de los ingresos registrados en estas dos áreas ha permitido el menor dinamismo en otros mercados en los que se encuentra, como Brasil o Estado Unidos. En el caso concreto del tercer trimestre, de julio a septiembre, el beneficio atribuido ha aumentado un 20% hasta los 2.902 millones de euros.

Los resultados del Santander llegan en pleno debate sobre la posibilidad de que el Gobierno opte por establecer como permanente el impuesto extraordinario a la banca que puso en marcha el pasado 1 de enero y que grava los ingresos del sector en España por el repunte de los tipos de interés. Este martes, PSOE y Sumar acordaban estudiar la prórroga de este gravamen dentro del programa de gobierno acordado entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. Santander ha pagado este año 224 millones por este impuesto, un impacto que ya asumió en el primer semestre y que se encuentra incluido en las cuentas del banco.

Ana Botín, presidenta del Santander, ha admitido que ha sido «otro trimestre récord». De hecho, ha manifestado que tiene «plena confianza en que conseguiremos nuestros objetivos del 2023 basado en el impulso positivo que llevamos y que esperamos continuar en 2024».

El margen bruto el banco ha crecido un 13%, hasta los 43.095 millones de euros, tras aumentar el número de clientes en nueve millones, lo que sitúa el total en 166 millones. El banco admite que el repunte de la actividad de los clientes y de los tipos de interés propició un incremento del 16% del margen de intereses, hasta los 24.134 millones de euros. Es es margen el que mejor refleja las subidas de tipos y cómo condiciona los resultados del grupo.

Igualmente, las comisiones netas aumentaron un 6%, hasta los 9.222 millones de euros, gracias a las ventas de productos de valor añadido, especialmente en los negocios globales. Estos negocios representan el 38% de los ingresos totales y el 42% de los ingresos por comisiones. Además, el margen de intereses y los ingresos por comisiones suponen el 96% de los ingresos totales del grupo.

Los recursos de clientes repuntaron un 5%, con un crecimiento de los depósitos del 4% gracias al aumento en clientes minoristas y en el área de Corporate & Investment Banking (Santander CIB). La entidad explica que los clientes siguieron utilizando en el trimestre el exceso de depósitos para amortizar deuda, especialmente en el caso de las hipotecas hipotecas. Por esta razón, así como por una disminución de la demanda en algunos mercados debido al incremento de los tipos de interés, el volumen de préstamos totales cayó un 2%, aunque la financiación al consumo creció un 7%.

La cartera de préstamos y depósitos del grupo está muy diversificada en todas las líneas de negocio y geografías. Los depósitos mantienen una estructura estable: aproximadamente el 75% son transaccionales y más del 80% de los depósitos de particulares están asegurados con sistemas de garantía de depósitos.

El grupo sigue avanzando en la simplificación de su oferta de productos y acelerando su transformación digital para ofrecer mejores servicios a los clientes y mejorar la eficiencia. El crecimiento de los ingresos (+13%) superó al de los costes (+10%), lo que propició una mejora de la ratio de eficiencia de 1,5 puntos porcentuales, hasta el 44,0%, impulsada por la transformación del grupo hacia un modelo más sencillo, digital e integrado. La entidad siguió reduciendo los costes en términos reales (-0,5%).

Las dotaciones aumentaron un 21% en términos interanuales, un incremento previsto tras el aumento de los tipos de interés y la inflación, la normalización en Estados Unidos y la mayor cobertura de la cartera hipotecaria en francos suizos en Polonia. La calidad crediticia se mantuvo sólida, con un coste delriesgo del 1,13%, por debajo del objetivo fijado para el conjunto del año, y mercados como Brasil han mejorado su coste del riesgo por segundo trimestre consecutivo. La ratio de morosidad se mantuvo prácticamente estable en el 3,13%.

En septiembre, el consejo de administración de Banco Santander anunció el pago de un dividendo en efectivo a cuenta de los resultados de 2023 de 8,10 céntimos de euro por acción, un 39% más que el mismo dividendo del año pasado. Además, el consejo de administración acordó lanzar un programa de recompra de acciones por un importe máximo de 1.310 millones de euros, que ya se está ejecutando. Una vez completado, Santander habrá recomprado el 9% de sus acciones en circulación desde 2021.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios