José María Roldán, presidente de la AEB. / aeb

La banca aún ve espacio para nuevos cierres de oficinas

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, confirma que no se presentará a la reelección el próximo año

CLARA ALBA Madrid

Los procesos de ajuste en el sector bancario seguirán su curso en los próximos años. Así lo ha advertido este martes el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, en pleno proceso de recortes de BBVA y CaixaBank con unas negociaciones iniciales que apuntan a la salida de 11.300 trabajadores entre las dos entidades (8.300 solo de CaixaBank).

Pese a que estos procesos conllevarán, de forma irremediable, el cierre de más oficinas en el sector, Roldán ha explicado que «seguimos teniendo más red que otros países europeos, incluso más del doble». Bajo este escenario, considera que los bancos españoles tienen espacio para seguir ajustando en busca de una mayor eficiencia y rentabilidad.

«No somos el único país en el que está habiendo recortes», ha indicado durante la presentación de la memoria anual de la patronal. «Nadie habla de las 9.000 oficinas que se han cerrado en Alemania desde 2015, por ejemplo», insiste, recordando que los bancos están tomando medidas para que esta desaparición, impuesta en gran medida por el avance en la digitalización, no implique ningún tipo de perjuicio para los clientes.

Como alternativas a las sucursales, Roldán ha apuntado a las alianzas con otros establecimientos para la retirada de efectivo, así como en la formación para digitalizar a la población de mayor edad. «Nadie echa de menos ya las cabinas telefónicas», ha insistido en este sentido.

No renovará al frente de la AEB

Durante el encuentro con los medios, Roldán ha confirmado que no se presentará a la reelección el próximo año, ya que piensa que esta nueva etapa debe ser abordada por un equipo distinto.

«Ocho años son suficientes para una presidencia», ha explicado Roldán, que ha hecho hincapié en que aunque no se presentará a la reelección, aún queda un año de trabajo muy duro por delante. Asimismo, ha apuntado que su predecesor, Miguel Martín, también estuvo ocho años en el cargo.

Roldán ha señalado que es partidario de los cambios en los equipos y en la dirección de las carreras profesionales, y que la nueva etapa que se abre ahora debe ser abordada por un equipo distinto, «ni mejor, ni peor».