La luz pulveriza su precio con el sábado más caro del año

La volatilidad del gas y el petróleo por el conflicto de Ucrania llevan al coste de generación hasta los 261 euros/MWh, el coste más caro de 2022

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El recibo de la luz está siendo el principal perjudicado económico de la intervención de Rusia en Ucrania. El coste de generación vuelve a incrementarse de forma exponencial por segundo día consecutivo y, lo que es peor para los prespuestos familiares y empresariales, alcanzará mañana sábado su récord de 2022 al situarse en los 261 euros/MWh.

Se trata de un coste que supera en un 9% al de este viernes, cuando se encuentra en los 240 euros/MWh. De hecho, habrá franjas del sábado en las que el precio se sitúe por encima de los 300 euros/MWh, una referencia que no se veía desde antes de la pasada Navidad. Será entre las 20.00 y las 21.00 horas cuando la luz sea el momento más caro del día.

Estos incrementos se producen fundamentalmente por la necesidad de utilizar gas para las centrales de ciclos combinados. Esa materia prima repuntó ayer jueves más de un 40% al situarse en los 130 euros/MWh, aunque este viernes cae un 20%. Los ciclos aportan durante estos días un 25% de la demanda eléctrica, cuando lo habitual suele ser un 15%. Pero la falta de vientos y lluvias impide utilizar de forma masiva las centrales renovables, por lo que hace falta cubrir esa demanda con gas.

Cuanto más subas el gas, más lo hará la factura de la luz bien de forma directa a quienes tienen contratada la tarifa regulada (10 millones de hogares) o bien de forma indirecta a quienes tengan un contrato libre (unos 16 millones). La ministra de la Transición Ecológica, Teresa Ribera, indicó este jueves que está «garantizado» el suministro de energía, pero al mismo tiempo alertó del encarecimiento de los precios. Por ello, volvió a pedir a la UE herramientas «nuevas y poderosas» para hacer frente a esta escalada. Hoy mismo, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha señalado que insistirá a la Unión Europea para que adopte nuevas herramientas con las que hacer frente a los elevados precios de la electricidad en el marco de la reunión de ministros europeos de Economía y Finanzas (Ecofin), que se está celebrando en París.

Después de la jornada de infarto que vivieron este jueves las cotizaciones de las principales materias primas energéticas, los precios se contienen este viernes, e incluso se deploman en algunos casos como el del gas, cuya cotización cae a estas horas un 20% y se sitúa en el entorno de los 105 euros/MWh. En el caso del petróleo, el barril de Brent también muestra esta mañana un comportamiento estable, con ligeras caídas que le llevan hasta el entorno de los 96 dólares.

Con el crudo a 100 dolares de forma constante, «la economía de la zona euro podría crecer un cuarto de punto menos este año», según explica el responsable de inversión de UBS en España, Roberto Scholtes. «Serían unas cuatro décimas a España», indica. En cualquier caso, descarta una recesión económica.

El precio de la gasolina y del diésel ha conquistado esta semana nuevos récords históricos para ambos carburantes al encadenar su octava subida consecutiva. En el caso del diésel, acumula ya un encarecimiento del 9,8% en lo que va año, mientras que en el de la gasolina es del 7,57%.

El precio medio del litro de gasolina se ha situado en los 1,591 euros, sumado así su cuarto récord histórico seguido, tras encarecerse un 1,01% con respecto a la pasada semana, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Por su parte, el precio medio del litro de gasóleo se ha situado esta semana en los 1,479 euros, remontando un 1,16% frente a hace siete días y estableciendo así su segundo máximo histórico consecutivo.