El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. / EFE

Podemos enmienda a Escrivá con su propia propuesta de cuotas para los autónomos

La formación morada rebaja a 100 euros la cuota mínima, menos de la mitad de la que plantea el ministro, y duplica hasta los 1.267 euros la que deberían pagar los que más ganan

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Unidas Podemos prosigue sus embestidas contra las reformas del ministro José Luis Escrivá. Primero, con las pensiones. Y ahora con los autónomos. La formación morada quiere convertirse en actor protagonista en la negociación que mantiene el Gobierno con los agentes sociales para el nuevo sistema de cotización por ingresos reales, precisamente cuando se está ya en la recta final. Por ello, cuando quedan exactamente 15 días para que termine el plazo acordado con Bruselas para tener listo el nuevo diseño, envió este miércoles al Ministerio de Seguridad Social su propia propuesta de cotizaciones para los más de 3,3 millones de trabajadores por cuenta propia, que supone prácticamente una enmienda total a la que ha realizado el expresidente de la Airef.

Así, Unidas Podemos ha rebajado muy por debajo de la mitad la cuota mínima para los que menos ingresan y, por el contrario, ha duplicado con creces la máxima para las rentas más altas. Concretamente, sitúa en los 100 euros la cuota que deberían pagar el año que viene los autónomos que tengan unos rendimientos netos por debajo de los 670 euros al mes, frente a los 245 que defiende Escrivá. Por el contrario, plantea que aquellos que ingresen más de 4.050 euros mensuales paguen 1.267 euros, muy por encima de los 565 euros que están ahora mismo encima de la mesa de negociación y que no acepta la CEOE por elevado.

La propuesta de los morados reduce considerablemente las cotizaciones para los autónomos que ingresan menos de 1.300 euros al mes, mientras que las eleva considerablemente para aquellos que ganan más de 1.500 euros. Además, la coalición sugiere que todas las personas inscritas en el régimen RETA que cotizan por una base de cotización inferior al salario mínimo tengan los mismos derechos y coberturas sociales que las personas que cotizan por una base igual al salario mínimo, fijado en 1.000 euros mensuales (en 14 pagas).

El grupo confederal asegura que su propuesta reduciría la cuota de cotización de aproximadamente el 80% de trabajadores autónomos sin que ello supusiera una merma de ingresos. Al contrario, sostienen que las arcas de la Seguridad Social se verían beneficiadas.

«En la propuesta actual del Ministerio de Inclusión los autónomos que menos ganan pagarían una cuota demasiado alta, mientras que los que más ganan estarían contribuyendo de menos al sistema», defendió el portavoz del grupo, Pablo Echenique, que sostiene que su propuesta es «más justa» y «hace el sistema más sostenible», ya que recauda más.