El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados. / E. P.

Los autónomos pagarán cuotas de entre 245 y 500 euros al mes en 2023

Escrivá cede a la petición de la patronal e implantará la subida de cotizaciones de forma gradual hasta 2025, aunque el recorte para quienes menos ingresan también se hará paulatinamente

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

El nuevo sistema de cotización de los autónomos se comenzará a aplicar de forma gradual desde el año que viene, cuando se pagarán cuotas de entre 245 y 500 euros, con una subida en 2024 para alcanzar en 2025 las cuantías que el pasado lunes dejó prácticamente consensuadas el Gobierno con los agentes sociales. Faltaba por pactar el calendario de aplicación en estos tres años y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya les envió este martes por la mañana la propuesta completa.

Escrivá, una vez más, ha vuelto a ceder a las peticiones de la patronal y el alza de cuotas para aquellos que más ingresan será progresivo. Así lo había pedido ATA, la principal asociación de autónomos que está integrada en la CEOE. Sin embargo, la reducción de cuotas para los que menos ganan también se hará de forma paulatina, pese a que los sindicatos y asociaciones como UPTA y UATAE habían solicitado que se implantaran ya desde enero.

En cualquier caso, el acuerdo parece estar ya prácticamente cerrado, a falta de que Seguridad Social envíe el texto completo definitivo, y podría ya materializarse en «las próximas horas», según explicaron los negociadores a este periódico.

«La negociación está llegando prácticamente a su fin. Tenemos mucha confianza. Estamos muy muy muy cercanos a un acuerdo, pero estamos en los momentos cruciales», afirmó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, quien indicó que su «principal preocupación» es que las cotizaciones para 2023 y 2024 fueran «graduales» en vista de «la actual coyuntura económica», algo que finalmente han conseguido.

Concretamente, los autónomos que tengan unos rendimientos netos inferiores a 670 euros al mes empezarán pagando en 2023 una cuota de 245 euros (casi 50 euros menos que ahora, que la cotización mínima se sitúa en 294 euros), en 2024 caerá un poco más, hasta 237 euros, y en 2025 se quedará en los 230 euros.

En esta misma línea, todos los trabajadores por cuenta propia que tengan ingresos inferiores a 1.300 euros empezarán 2023 con cuotas más bajas a la actual y se les irá rebajando un poco más en 2024 y 2025. En total unos 2,2 millones. Para aquellos que ganan entre 1.300 y 1.700 euros se les congela la cotización actual de 294 euros los tres próximos años.

Más cuota para 800.000 autónomos

Por el contrario, a partir de los 1.700 euros de rendimientos netos se aplicará ya en 2023 un incremento progresivo de cotizaciones que afectará a cerca de 800.000 autónomos. La cuota más alta se situará en 500 euros en 2023, 530 euros en 2024 y 590 euros en 2025.

Desde UPTA consideran que esta «propuesta progresiva» que hace el Ejecutivo se «ajusta» a lo que ellos pretendían «desde el primer momento», por lo que su presidente, Eduardo Abad, instó a todas las partes a firmar un acuerdo porque «no hacer el cambio definitivo del modelo de cotización» sería «una auténtica irresponsabilidad», puesto que «solo beneficia a los autónomos con rentas altas y olvida a los autónomos que hacen un esfuerzo titánico para poder pagar todas las cuotas».