Borrar
El jefe de auditoría interna de BBVA, Joaquín Gortari, después de comparecer en la Audiencia Nacional EP
El auditor del BBVA descarta que Francisco González cometiera administración desleal

El auditor del BBVA descarta que Francisco González cometiera administración desleal

Gortari declara al juez del 'caso Villarejo' que el expresidente tenía potestad para usar información del banco para fines personales y evitar posibles conflictos de intereses

Mateo Balín

Madrid

Jueves, 15 de julio 2021, 18:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El exdirector del gabinete de presidencia y actual jefe de auditoría interna del BBVA, Joaquín Gortari, declaró este jueves como investigado en la pieza separada del 'caso Villarejo' referida a los contratos encargados al comisario cuando estaba en activo. Gortari descargó la responsabilidad penal del expresidente Francisco González en la última línea de investigación abierta por la Fiscalía Anticorrupción sobre una presunta administración desleal de la compañía, que éste dirigió entre 2000 y 2018.

Los fiscales del caso remitieron el pasado martes un escrito al juez instructor de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, en el que pedían la declaración de González para aclarar si utilizó información registral de la entidad para beneficio personal. En concreto, si el investigado empleó medios internos para consultar si una finca estaba libre de cargas con la intención de adquirirla a título privado.

En la declaración de este jueves, los acusadores públicos preguntaron a Gortari por este asunto. Si los códigos de ética y conducta del BBVA permitían realizar este tipo de actuaciones. A lo que el auditor jefe explicó que no era el procedimiento habitual que los empleados acudieran al banco para obtener información registral para cuestiones personales. Si bien admitió que con González sí se hizo porque, al ser el presidente, era necesario descartar cualquier conflicto de interés que pudiera surgir con la adquisición de dicho terreno.

El testimonio del investigado es importante en tanto en cuanto el juez debe resolver la petición de imputación de González por un delito más, administración desleal, que se sumaría al de cohecho y revelación de secretos del grueso de la causa.

El informe de Izquierdo

Sobre estos hechos, referidos a los contratos de seguridad abonados a Villarejo entre 2004 y 2017 por más de 10 millones de euros, Gortari relató que en una ocasión su jefe le pidió información sobre el abogado Felipe Izquierdo, perjudicado por los seguimientos el comisario, después de que conociese por la prensa un enfrentamiento suyo con el expresidente de Sacyr, Luis del Rivero.

Gortari recogió el encargo de González, habló con el exresponsable del área de regulación y control interno Eduardo Arbizu, que no conocía a Izquiero. Luego se lo transmitió a su vez al que fuera jefe de Seguridad de BBVA Julio Corrochano, uno de los principales investigado en la causa. Éste le entregó un informe tiempo después , sin membrete alguno, que lo dejó «durmiendo el sueño de los justos», guardado, y que no comunicó el contenido a nadie, ni siquiera al propio González, explicó este jueves, según señalaron fuentes presentes en la declaración.

Precisamente, Gortari fue imputado a instancias de Izquierdo, que en su querella asegura «haber tenido conocimiento de que la entidad dio órdenes de 'espiarle' con flagrante vulneración de su intimidad y violación de sus derechos fundamentales por orden, presuntamente» suya y del expresidente del BBVA Francisco González

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios