Javier Puga es consejero delegado del Grupo Dinosol. / C7

«Hemos tenido que aprender a gestionar esta situación difícil»

Reclama a las administraciones que quiten trabas a las propuestas empresariales. Javier Puga, Consejero delegado del Grupo Dinosol

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

–¿Cuándo volveremos a ingresos similares a febrero 2020?

–Calculo que sobre febrero de 2023.

–¿Cuándo, si es que alguna vez, nos habremos recuperado de las pérdidas derivadas de la pandemia y sus efectos posteriores?

–Aquí hay muchas empresas que se han gastado el beneficio de tres años para poder subsistir. Mínimo tres años, dependiendo de cada empresa. La nuestra ha tenido beneficios, ahora recuperar el mismo nivel de resultados con un poco de suerte en 2022 y, si no, en 2023. Ahora, recuperarse de las pérdidas depende de qué empresa. En cuanto al turismo la hostelería, aunque la ocupación se recupere en el 2022, no se van a recuperar los precios. Todo el mundo va a querer ocupación y eso conllevará precios muy bajos. Ahora hay turoperadores queriendo firmar por tres o cuatro años y muchos hoteles están intentando resistirse. No creo que hasta finales del 2023 tengamos los precios que teníamos.

–¿Saldremos beneficiados en algo o perjudicados?

–Algo beneficiados sí porque todos hemos tenido que aprender a gestionar esta situación difícil, con lo que hemos mejorado muchos procesos. En nuestro caso el cierre de las tiendas turísticas nos ha obligado a mejorar la gestión de las no turísticas. En la reapertura de las turísticas saldremos reforzados. Y esto pasa en otras empresas de retail que han aprendido a ser más eficientes en costes y esta ventaja se va a mantener en el futuro.

–¿La mejora en procesos llevará aparejada una disminución del empleo necesario?

–No es así en nuestro caso, pero sí en otros.

–Crecimiento de la población residente y diferencial del desempleo con la media nacional. Los dos ratios son significativamente negativos en Canarias. ¿Alguna opinión o solución?

–Dos temas distintos, el segundo más peligroso.El primero, el paro es mayor que en el resto de España pero también mejorará más rápidamente con la reactivación del turismo. El segundo tema mucho más complejo es el que tiene que ver con el incremento poblacional y su correlación o no con el desempleo de residentes. La inmigración ilegal debe controlarse y respecto a la legal idealmente debería tener cupos o límites. No hace falta circunscribirse a Canarias para el análisis del desempleo residente, mire Andalucía y las dificultades para contratar temporeros para el campo.

–La internacionalización es una asignatura pendiente, ¿una obligación para subsistir, o algo solo para algunos?

–¿Se refiere a salir fuera las empresas o la gente a trabajar? Sí, las empresas tienen que salir a donde puedan competir. Nosotros estudiamos permanentemente sitios para analizar la posibilidad de salir. A península, podríamos ir a lugares turísticos. También hemos mirado Cabo Verde, Senegal... ya estuvimos hace veinte años en Marruecos. Hay que estar abierto a salir pero también hay mucho que hacer aquí. Es como digo de los hoteles: hay gente que los gestiona magníficamente bien y quien los gestiona magníficamente mal. No veo la necesidad pero sí creo que es positivo el querer salir a mercados exteriores para las empresas canarias que puedan hacerlo.

–¿Cuáles son las medidas que podrían tomarse desde la administración?

–Acelerar los trámites administrativos, ¡mira qué es fácil! Lo que no es posible es que tengamos 10 proyectos y tengan una media de espera de 3 años, solo una licencia de obra tarda más de un año. No puede ser.

Entrevista en colaboración con Enrique Areilza, de Dream Team Executive Search.