Silvia Fernández

El alza de la luz impulsa la venta de electrodomésticos más eficientes

Los canarios demandan aparatos con menor consumo para pagar menos de factura. Asodiscan va a solicitar un plan renove para las islas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El encarecimiento de la factura de la luz en los últimos meses ha derivado en un aumento de la demanda de electrodomésticos más eficientes y con menor gasto energético. Los canarios no están sustituyendo sus electrodomésticos en uso por otros nuevos para pagar menos de luz pero sí se nota una gran interés y preocupación cuando llega la hora de la renovación de adquirir aparatos que consuman menos kilovatios hora.

La diferencia puede llegar a ser sustancial: un lavadora-secadora con categoría 'D' (con un nivel de eficiencia más reducido) puede llegar a gastar hasta 308 kilovatios la hora mientras que uno de características similares pero de categoría 'A' (el 'top' de la eficiencia) puede tener un consumo de 51 kilovatios hora. Eso sí, la diferencia en el precio del aparato también cambia.

LA CIFRA

    El modelo antes señalado y de categoría 'D' ronda los 450-500 euros mientras que el de la 'A' tiene un precio de casi 800 euros, el doble. «Muchas personas dudan qué hacer. Algunos sí optan por el modelo más caro y eficiente porque entienden que a la larga les sale más rentable mientras que hay quien opta por el modelo más económico aunque tenga más gasto de luz. Depende de la situación económica de cada uno», indica Carlos Martínez, responsable de gama blanca y marrón (televisores) en la tienda de Mediamarkt del centro comercial Las Arenas, en la capital grancanaria.

    LAS CLAVESAHORRO SUSTANCIALUn aparato con categoría 'A' puede consumir solo 51 kilovatios hora frente a uno 'D', con 308MAYOR COSTEEl problema es que los más eficientes tienen un precio superior, que llega a ser de casi el doble

    Uno de los casos más extremos con el que se ha topado en los últimos meses son personas que acuden para sustituir la placa de vitrocerámica de su cocina por una de gas, con el fin de ahorrarse en la factura de la luz. «Se nota que la gente está muy preocupada con el tema y lo mira mucho», indica.

    En opinión de Carlos Martínez, en el caso de los electrodomésticos que tienen que estar todo el día en funcionamiento, como las neveras, conviene adquirir aquellos con menor consumo energético aunque su coste 'a priori' sea mayor. En este sentido, una nevera de 169 kw/h puede costar unos 900 euros frente a los casi 600 de una que consuma más de 200 kilovatios/h.

    Carlos Martínez señala que el cambio en el etiquetado de la eficiencia energética de los electrodomésticos que introdujo la Unión Europea en marzo está confundiendo a los consumidores. Antes, había tres categorías solo: la A+, la A++ y la A+++. Ahora, los niveles oscilan van desde la letra A hasta la G y genera confusión a los consumidores. «Hay personas que les muestras un electrodoméstico con la 'D' y te dicen que no, que consume mucho pero en realidad igual antes era un A+. Existe mucho desconocimiento», indica.

    Por su parte, el secretario de general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de la Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina, que confirma este aumento de la demanda de aparatos más eficientes cuando alguien tiene que renovar, adelanta que su organización va a reclamar al Gobierno de Canarias un plan renove de estos aparatos. El último se puso en marcha hace diez años y, como apunta, ha llegado el momento de renovar aquellos aparatos. «Son muchos los motivos que nos llevan a pedir este plan renove», indica Medina. Entre ellos, apunta el efecto que tendría sobre la reactivación económica y el consumo al ser una medida transversal de la que podrían beneficiarse todos los establecimientos.

    Además, favorece la reducción de emisiones contaminantes y favorece la estrategia de economía circular y limpia y protege a las familias más desfavorecidas, que sufren pobreza energética.

    Además, como apunta Medina, si se ponen en el mercado aparatos más eficientes habría menor consumo de luz y el beneficio sería generalizado.

    «Lo vamos a pedir y confiamos en que se ponga en marcha como ya se ha hecho en otras comunidades como Galicia, Madrid, el País Vasco, Aragón y Extremadura», indica el secretario general de Asodiscan, que señala que en Andalucía se podrán en marcha próximamente.

    En el caso de Galicia se prevé llegar a 20.000 viviendas, con ayudas de entre 100 y 450 euros en la compra del electrodoméstico. La Xunta destinará un total de tres millones de euros y se prevé un ahorro económico de 560.000 euros en la factura de la luz debido a un descenso del consumo de 4.050 MWh/año y la creación de 150 puestos de trabajo.

    La factura de la luz ha subido un 44% de media en el último año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), de ahí que los isleños cambien sus electrodomésticos por otros más eficientes y de menos consumo.