Luis Planas, ministro de Agricultura, a su llegada a Bruselas. / AFP/Vídeo: Atlas

La UE activará su plan de apoyo al campo por el alza de insumos

Movilizará en 48 horas su reserva extra, dará más flexibilidad para usar el barbecho y pondrá en marcha nuevas ayudas estatales

OLATZ HERNÁNDEZ Corresponsal en Bruselas

La Unión Europea activará en los próximos días su plan de crisis para apoyar a los agricultores europeos. El aumento de precios de los fertilizantes y de los costes energéticos por la guerra en Ucrania han provocado un gran impacto en el sector primario, por lo que los ministros de los Veintisiete acordaron este lunes instaurar un marco de crisis, que permitirá a los diferentes países desplegar ayudas estatales al sector.

La invasión rusa también ha puesto en peligro la seguridad alimentaria europea y gran parte del debate de hoy se centró en garantizar el abastecimiento del continente. «Apoyaremos la independencia alimentaria europea. Existe un consenso político absoluto en el Consejo respecto a esta cuestión», aseguró el ministro de Agricultura francés, Julien Denormandie.

Para garantizar la capacidad productiva europea, en un contexto de guerra y de aumento de los costes de materias primas, fertilizantes y energía, la Comisión Europea movilizará en las próximas 48 horas su reserva de crisis. Flexibilizará además la utilización del barbecho y establecerá un marco temporal para movilizar ayudas estatales al sector.

La UE ya se ha aprovisionado, a través de la compra a terceros países, de materias primas de alimentación para la actividad ganadera, como maíz, trigo y colza. «Esto ha provocado un aumento de los costes, pero de este modo se ha abastecido a la industria del pienso», indicó el ministro español de Agricultura y Pesca, Luis Planas.

El ministro recordó que España es el primer país fabricante de piensos de la UE y que el pasado viernes la Comisión Europea dio su autorización a los Estados miembros para ajustar «determinados requisitos técnicos a la importación» para mejorar el abastecimiento alimentario de la ganadería. Con todo, insistió en que España cuenta con «stock suficiente» y trabaja para encontrar fuentes alternativas de compra de productos que escasean, como el aceite de girasol.

España pide ayudas a la pesca

Planas también pidió este lunes a Bruselas medidas «extraordinarias» para aliviar los precios del combustible en el sector pesquero. Este punto, que apoyaron otros 19 Estados miembro, exigía la activación del artículo 26 del reglamento del Fondo Marítimo Europeo para Pesca y que se aplicaran todas las medidas posibles como ayudas directas o rebajas fiscales.

El alto precio del carburante ha dejado en tierra a parte de la flota española, lo que ha provocado «la falta de algunos productos en el mercado», señaló el ministro, quien descartó la posibilidad de un desabastecimiento.

Desde que comenzó la guerra, el combustible ha pasado de suponer entre un 23% y un 25% de los costes de su actividad a un 50% actualmente, indicó Planas, lo que deja poco margen a la rentabilidad del sector.

La petición española se planteó hoy a modo de debate abierto entre los países comunitarios y no recibió respuesta alguna de la Comisión Europea. Bruselas, sin embargo, tomó nota y dará «una respuesta firme, concreta y operativa» , aseguró el ministro francés Denormandie, quien destacó el compromiso del Ejecutivo europeo, «que ofrecerá un acompañamiento a los profesionales del sector pesquero y la acuicultura».