La lucha contra el coronavirus

24.000 afectados por ERTE en Canarias vuelven al trabajo

02/06/2020

Los ERTE han frenado en Canarias el descalabro en el mercado laboral provocado por el coronavirus. En mayo solo se perdieron 631 afiliados a la Seguridad Social respecto a abril, hasta contabilizarse 758.715 cotizantes (-0,08%). De estos, 207.629 mantenían su trabajo suspendido temporalmente. En el último mes se han reincorporado a sus puestos de trabajo 24.000 de estos afectados por ERTE en las islas.

ETIQUETAS:
- erte
El coronavirus destruye 59.425 puestos de trabajo en tres meses

La evolución del mercado laboral canario del mercado laboral están fuertemente influenciada por los ERTE, convertidos en un muro de contención de la destrucción de empleo.

En Canarias había en mayo 207.629 afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), de los cuales algo más de 196.000 se llevaron a cabo por fuerza mayor.

Esta cifra supone que un total de 23.908 de estas personas se han reincorporado a sus puestos de trabajo en este último mes, lo que representa la vuelta del 10,3% de las personas cuyas empresas recurrieron a la regulación temporal de empleo.

Por provincias, en Las Palmas quedaban a finales de mayo 121.939 trabajadores vinculados a un ERTE, 5.470 menos que un mes antes; y en Santa Cruz de Tenerife, se mantenían otros 98.090 afectados por la suspensión de empleo, es decir, 6.038 menos que los contabilizados un mes antes.

En el conjunto de España, la tasa de reincorporación es algo mayor, ya que se mantienen cerca de 3 millones de personas incluidas en ERTE, unas 400.000 menos que en abril, lo que refleja un descenso de un 11,5% de quienes mantienen sus trabajos suspendidos.

6.093 parados más en un mes.

El número de parados en Canarias se elevó en mayo hasta las 261.074 personas, es decir 6.093 desempleados más que en abril, lo que en términos porcentuales supuso un aumento del 2,39%, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

En mayo se contabilizaban además 55.033 personas en paro más que en el mismo mes del pasado año, lo que implica una subida del 26,71% interanual.

El número de desempleados ha aumentado así en 53.237 personas respecto a febrero, antes de que se declarara el estado de alarma en España (el 13 de marzo). Los más de 261.000 demandantes de trabajo representan la cifra más alta de las registradas en las islas desde noviembre de 2014, cuando se superaban los 265.000.

Solo un 0,08% menos de ocupados.

La Seguridad Social en Canarias mantuvo gracias a estos ERTE 758.715 afiliados en el mes de mayo, cuando perdió 631 cotizantes, apenas un 0,08% con respecto al mes anterior.

En términos interanuales, se han perdido 50.929 cotizantes en las islas, lo que porcentualmente significa una bajada del 6,29% de ocupados con respecto a mayo de 2019, lo que confirma el impacto de la pandemia del coronavirus.

Y desde febrero de este 2020, las islas han visto cómo se han destruido 59.425 puestos de trabajo, una cifra en la que hay que insistir que no se incluyen los más de 207.000 cotizantes con el empleo suspendido por un ERTE.

Pese a esta importante pérdida de empleo, Canarias mantiene las cifras de empleo que se registraban en julio de 2017, el mes al que habría que retroceder para encontrar una cifra inferior de ocupados que la actual (entonces no se llegaba a 758.000 cotizantes).

Por regímenes, el General el que engloba el mayor número de afiliados con 626.200, seguido de los Autónomos con 126.432 cotizantes y los Trabajadores de la Mar con 6.083.

De estos autónomos, un total de 69.509 han solicitado una prestación en Canarias debido a la pandemia, de los que 66.080 han obtenido una respuesta favorable, mientras que 2.108 se han denegado y 1.199 se encuentran pendientes de resolver.