Vitolo, en Barranco Seco. / udlp

El esprint final de Vitolo para volver a lucir el amarillo

El futbolista afronta una semana decisiva y, si las molestias no dan más sustos, podría entrar en la convocatoria ante el Ibiza este sábado

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

La eterna espera parece tener ya un final a la vuelta de la esquina. Vitolo, que todavía no se ha estrenado con Las Palmas desde su regreso al club de su vida, afronta una semana decisiva. El futbolista, que poco a poco se va encontrando mejor físicamente, incluso podría entrar en la convocatoria ante el Ibiza (sábado, 17.30 horas, Estadio de Gran Canaria). Dependerá, claro está, de cómo se vea el propio extremo.

Tras cumplirse dos meses el pasado 21 de septiembre del anuncio de su cesión a la UD, uno de los hijos pródigos del club amarillo aún no ha podido disfrutar sobre el césped. Su incorporación era una declaración total de intenciones y colocaría en órbita a Las Palmas en la pelea por el ascenso. Eso si las lesiones respetaban al atacante, claro, pues llegaba a la que es su casa luego de varias temporadas entre algodones.

El jugador iba a estar en torno a los dos meses de baja debido a la artroscopia que se había sometido en Madrid de su rodilla en verano. Solo fue una limpieza para superar del todo cualquier tipo de molestia que pudiera sentir y le impidiera volver a sonreír. De momento, todavía no ha debutado el bueno de Vitolo, pero eso podría tener fin este mismo sábado.

Pimienta valora seriamente si ya ha llegado el momento del extremo

El canterano cada vez se va encontrando mejor físicamente y García Pimienta comienza a valorar seriamente si ha llegado el momento de que se vista de corto. Todo será consensuado con el propio futbolista, quien conoce su cuerpo mejor que nadie. No se quieren correr prisas, como se ha dicho en infinidad de ocasiones, pero tampoco se quiere que Vitolo llegue a noviembre sin sumar minutos.

Tan solo fue convocado en el encuentro de la apertura del curso contra el Real Zaragoza (0-0) en el Gran Canaria. Luego le tocó ver los partidos desde la grada y desde la televisión (los de fuera de casa). Los que conviven en el día a día con el jugador le ven cada vez más cerca para enfundarse la elástica amarilla. Más ahora que hay bajas.

«Creo que esa presión mediática, entre todos, porque entre todos tenemos muchas ganas de que Vitolo vuelva a jugar en el club de su vida, esa pequeña presión que puede tener puede hacer que no esté del todo bien. A mí no me preocupa porque yo veo la predisposición que tiene el jugador y eso es lo más importante», dijo públicamente García Pimienta hace una semanas.

Ahora, y con más entrenamientos en sus gemelos, llega al sprint final de su recuperación. Semana decisiva para el tricampeón de la Europa League con el Sevilla e internacional con la selección española. Dependerá de cómo fluyan estos días, pero que nadie descarte verle galopar en el Gran Canaria ante el Ibiza. Porque su momento ya parece estar llegando.